Serie Bolívar: muchas razones para verla

Comparte:

Un apasionado del Libertador como soy yo no pudo parar de verla, capítulo tras capítulo, hasta terminarla. Es una recreación fidedigna, quizá no es perfecta -más se acerca-, de la vida y hazañas de Simón Bolívar.

En esta serie pasamos todo: infancia, juventud y su etapa madura, las luchas, batallas, enfermedades, pasiones, desencantos, amoríos. Todo. Cómo se formó en su adolescencia con el reconocido Andrés Bello, también su maestro Simón Rodríguez, quien lo impulsó mucho con sus ideas libertarias tras orillarlo a leer a los teóricos de la Revolución Francesa.

Mención aparte, la producción de la serie es ¡increíble! Un maravillosa secuencia de historias que reviven los momentos más importantes de la vida del Libertador, con un realismo impresionante, una investigación profunda, una secuencia bastante bien trabajada.

En la serie podremos ir viviendo, capítulo a capítulo, la pérdida de las mujeres más importantes de su vida: su madre y su esposa. Veremos las dificultades que tuvo en cada una de las históricas batallas: en los llanos de Venezuela, en la sierra que divide a ésta con Colombia (Cundinamarca), su creación de la primera república y su avance hacia el sur, peleando en el Perú en Junín y viendo el triunfo en Ayacucho, batalla que, finalmente, despide a la corona española de América. Las recaídas, los problemas, las traiciones, las injurias, los celos…

Una amalgama magnífica de sucesos recreados con maestría que antojan para maratones televisivos. Ahí podremos entender la importancia del avance napoleónico sobre España para influir en el deseo de independizar a la América toda.

Personajes divertidos como el primo de Simón: Clemente Palacios o el Sereno. Las aventuras de Manuelita Sáenz, “la libertadora del Libertador” en su afán por unirse al ejército patriota que finalmente la convierte en heroína en Ayacucho, precursora del feminismo en América y quien salva de la muerte al General Bolívar en el atentado contra su vida en septiembre de 1828.

El papel protagónico de Daniel Florencio O’Leary como narrador biográfico del Libertador ayuda a apasionarse por los acontecimientos, el dolor que sufría, las decepciones que tenía frente a Francisco de Paula Santander.

Simón Bolívar fue, sin duda, un personaje que se atrevió a lo que pocas hazañas humanas previas pudieron enseñar. Valiente, inteligente, humanista, estratega, considerado con sus enemigos en ciertos momentos, como cuando le salvó la vida a Santander, pero fiero e incomprendido cuando fusiló a algunos que se atrevieron a dar un golpe militar o a quienes asesinaron al cura de la iglesia de Bogotá.

Recomiendo que la vean, la sigan poco a poco, apoyándose con lectura de biografías, mirando los retratos que hizo del Libertador, su amigo Aponte, quien tiene también un papel protagónico en la serie. Fueron tres personajes los que dieron vida en la serie, desde la adolescencia hasta la etapa adulta, de Simón Bolívar. Vale mucho las horas de tiempo invertidas.

Merlí: una serie fuera de serie

Comparte:

La teleserie catalana de Merlí rompe muchos estereotipos occidentales. Nuestra civilización, fundada por los griegos, parece haber perdido una de sus más notables enseñanzas: el amor por la filosofía. Al recuperar esos valores que, a todas luces, luchan contra la tradición judeocristiana, también resucitan las bacanales.

Rescatar el buen vino, el rompimiento de las costumbres monogámicas, el amor por la filosofía y todo ello combinado con una sociedad escolar de nuestros tiempos, hacen de la serie Merlí, un agasajo lleno de espontaneidad, al tiempo que se esmera en enseñar toda la riqueza que los más grandes pensadores de la historia nos han dejado a través de su filosofía: Sócrates, Aristóteles, Foucault, Heiddeguer, Nietzsche, Hume, Smith, Engels, Marx, Camus y muchos más.

Tres temporadas de episodios televisivos maravillosos, donde las pasiones revuelven, incitan, crean fuertes lazos e inolvidables decepciones que enseñan la savia de la vida; Merlí es un profesor de preparatoria en la materia de filosofía y con sus cursos, su peculiar metodología de enseñanza, nos acerca a los valores de la vida según su muy particular forma ecléctica de ver la existencia humana.

Divertida a morir, aborda temas como la muerte, el suicidio, la homosexualidad, el transexualismo, el existencialismo, la maternidad precoz, es una colección de más de treinta capítulos donde se puede aprender, llorar a mares, reír a carcajadas y sufrir delirantes dramas de la vida real. Verdaderamente recomendable, para aplaudir.

Eso sí, es muy fuerte, trata de frente temas tabú y recompone ideologías populares indignantes que menosprecian a ciertos grupos sociales de nuestro mundo. Adictiva, de maratón, imperdible.

Protagonizada por Francesc Ordela y creada por Héctor Lozano, la serie de Merlí habla por sí misma de una obra que se volverá clásica por su alto contenido humanista. Sólo como muestra, vea los comentarios bajo el siguiente vídeo de quienes la vieron: https://www.youtube.com/watch?v=4TuH7ZgpHKA

Si quiere ver la serie completa vaya a Netflix, porque en Youtube sólo encontrará concentrados de las lecciones. Aunque aquí les encontré el primer capitulo en español de toda la serie.

Los tres históricos golpes al ego humano

Comparte:

El ser humano ha recibido tres golpes bajos durante su caminar por este mundo, su ego se ha visto insultado por la realidad, que terminó imponiéndose a pesar de sus más anhelados deseos.

El primer gran golpe al ego humano

El hombre se ha creído siempre el rey de la creación, su capacidad superior a las demás especies de la tierra y del universo le dictaron su título nobiliario de el ser perfecto, parido por los mismísimos dioses.

Ha llegado entonces Galileo Galilei y puso de cabeza ese sueño mágico de ser el centro del universo. La tierra no es el centro del universo y tampoco de lo es del sistema solar. Ni la Vía Láctea es tampoco ni la más grande de las galaxias.

Ese golpe dejó a muchos llorando por que no son más que un simple cúmulo de mortales en un planeta fugaz entre las constelaciones universales.

El segundo gran golpe al egocentrismo humano

Luego se creyó que un dios (o varios), con cualidades supernaturales ha creado los planetas, ha dividido el mar de la tierra y le ha formado de barro, dándole vida con un viento divino.

Pero llegó Darwin y le ha dado moquetazos a esas versiones idílicas, a esos sueños de grandeza, a esas aspiraciones de eternidad y le ha dicho que no es más que un descendiente más de la familia de los monos.

Las arrebatadoras pruebas científicas de la evolución humana desde las especies homínidas pasadas también han provocado incredulidad, inseguridad, de miedo a esa inaplazable realidad.

El tercer gran golpe al ego humano

Por si fuera poco, el hombre se ha tomado siempre a sí mismo con aires de inteligencia superior, pretendiendo asumir roles de mando, como reyes, al menos como príncipes del mundo.

Sólo tendría que venir Freud a enseñarnos un poco de humildad y abrir nuestros ojos a un ente oculto llamado inconsciente. Ni siquiera nos conocemos a nosotros mismos y son decisiones involuntarias las que nos controlan, desde los instintos hasta ese contenido intrigante de los sueños, su habilidad para meter la pata, las terribles telarañas de la duda, sin olvidar el más complejo de sus razonamientos: la filosofía.

El hombre no ha hecho más que preguntarse para qué está en este mundo y miles han intentado explicarlo, dejando siempre más dudas que respuestas.

Me encantaría leer sus comentarios. Gracias.

Mensaje oculto en los servicios del SAT: “Evade impuestos”

Comparte:

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) trabaja al ritmo de un programa de computadora equiparado al Windows 95.
Cierto es que los contribuyentes necesitan actualizar sus datos cada cierto período, aunque, si generan facturas diariamente ¿será eso necesario? Cada nueva factura generada resulta ser un refrendo de la vigencia de un negocio o de un individuo con actividad profesional.

Sus atiborradas oficinas de “servicio”, si se pueden llamar así, son simples tramitadoras de papeleo que ellos mismos generan con su normatividad de funcionamiento. Sus portales de internet son más confusos que mi contador y eso ya es mucho decir.

Como ejemplo, si se vencen tus archivos de registro digital, terminarás vomitando. Es típico que acaben su vigencia el mismo día que se vence tu firma electrónica, pues por lo general la gente tramita todos el mismo día y tienen la misma duración: 4 años.

Si la firma, no podrás renovar los demás y ese es el círculo vicioso. Debes descargar un programa que se queda trabado como internet cuando funcionaba con teléfonos por horas… ¡Nunca se validan! y su interfaz es tan anticuada como ineficiente.

Si yo le pidiera a mis clientes que, para poder comprarme deben tener pasaporte, visa, acta de matrimonio y defunción, no me compraría nadie. Aquí parece lo mismo, el SAT quiere que le ruegue de rodillas, previa letanía de plegarias, que me permitan por favor, de la manera más atenta, si a sus majestades no les causa inconvenientes que ¡Me dejen pagar impuestos!

Tal parece que solicitan a los contribuyentes que evadan impuestos para no darles trabajo. Así, ellos serían felices y nosotros lloraríamos porque deseamos fervorosamente pagarles los impuestos correspondientes.

Opina, por favor.