Entrevista en Saber sin fin (vídeo)

Entrevista en Saber sin fin (vídeo)

Gracias por compartir:

Crítica a El sacerdote ateo en Poblanos.mx (ya no disponible)

La gente se confunde al criticar la novela de El sacerdote ateo del escritor veracruzano Joe Barcala. Primero deberían leerla. En ningún momento se trata de un ataque a la Iglesia Católica y mucho menos es una denuncia de su vida cotidiana. A lo sumo es un retrato de una realidad que pocos conocen dentro de la jerarquía eclesiástica y de la vida comunitaria que muchos de ellos viven.

Su novela, en cambio, es una verdadera afrenta por destacar el humanismo que muchos de ellos ya no practican y que deberían. También se trata de una propuesta literaria que pretende despertar la conciencia, como muchas otras, en la sociedad; además de su narrativa que sobrepasa los límites de la postmodernidad, El sacerdote ateo cumple cabalmente con la perspectiva literaria contemporánea y pone de manifiesto, una vez más, la apuesta por una nueva humanidad consciente, exigente y deseosa de penetrar en las esferas que disfrutan manipulando y adueñándose de los modelos que ellos establecen para dirigir la vida del resto de las personas.

Abrir mentes

Al leerla, se darán cuenta que lejos de ser una crítica incoherente y absurda, como algunos intentan calificarla y donde ponen de manifiesto su ignorancia sobre la literatura más vanguardista, despertarán muchos valores que tienen dormidos, por lo que la novela habrá cumplido una vez más con ese carácter social y promotor de una vida humana enriquecida, esa que abre mentes y crea conciencia, mueve al espíritu y conmueve a la acción de perfeccionamiento evolutivo que llama a la trascendencia verdadera.

También te puede interesar:

Suscríbete para recibir notificaciones de nuevas publicaciones
Libros gratis para descargar
Verdades sobre los ateos que los creyentes confunden
Expedir títulos es un negocio: universidades fraudulentas

Eso es el arte, esa es la cultura: un beneficio en pro de una raza superior. El que no lo pueda ver, es que no sabe leer entre líneas, es porque sólo mira por encima, vive bajo el yugo del obscurantismo medieval impuesto precisamente por esa Iglesia inquisidora.

El despertar humano en el siglo XXI

Ventajosamente, una gran cantidad de personas han despertado ya de la sumisión a ultranza que les impusieron las corrientes de pensamiento monopolizadas de antaño. Ese grupo de personas, además de disfrutar de buena literatura, de una historia apasionante y llena de intriga, reciben una dosis fabulosa de diálogos internos que invitan a la reflexión, a valorar y discutir los temas tabúes y a discernir entre una y otra ideas sobre la existencia de la divinidad o su discutida forma de actuar entre tantas versiones de un mismo dios, o el conflicto existente entre el que unos creen y otros rechazan.

Sin duda alguna, leer la novela de El sacerdote ateo removerá más de una vida clavada en ideas que no se atreven a discutir por ser víctimas del negocio del miedo y levantará valientemente a quienes simplemente se escudan en la mediocridad de ideas ambiguas; al tiempo, comenzarán el inevitable proceso de cuestionar con estoico escepticismo cualquier elemento que pretenda disfrazarse de verdad.

El escritor Joe Barcala ha publicado otras obras previamente y ha dejado en claro, a través de ellas, que su apuesta es por el cuestionamiento, no por la afrenta. ¿Estamos dispuestos a descubrir la verdad o permaneceremos sometidos al mundo de los poderosos sin discutirlo?

Otras obras

En la novela La cofradía, el autor lleva a sus lectores a un viaje por un mundo de poder, riqueza y manipulación que existe realmente en esferas controladoras de los mercados mundiales, los bancos y tienen un indiscutible manejo sobre casi todos los políticos del mundo.

Quien lee esa novela, no vuelve a ver las cosas de la misma forma. Lo mismo sucederá si se atreven a descubrir los misterios de El sacerdote ateo y seguramente de sus dos secuelas que vendrán posteriormente, como ya fue prometido en esta novela.

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 1107 ,
Gracias por compartir:

Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: