Independencia: fiesta en la prisión

No existe un país que sea totalmente independiente. Todos, de una manera u otra, dependen en cierta medida de los vecinos o tratados internacionales que hayan firmado, de las alianzas con países que les proveen cierto tipo de bienes necesarios para su subsistencia o protección. La independencia, concebida como tal, podría considerarse en la medida de la libertad para operar siempre en beneficio propio y no deberle favores a otros para verse orillados a recular, redirigir el timón o sufrir las consecuencias.

miguel_hidalgoCelebrar la independencia cuando se ha dejado de serlo es como festejar la libertad dentro de la prisión; ciertamente un absurdo porque las decisiones de nuestro futuro no se toman en favor de los nacionales; se toman en otros países, en las oficinas de empresas trasnacionales, en circunstancias imprevistas del mercado internacional y por lo general terminan en contra de nosotros como ciudadanos.

Libertad significa
Estado o condición de la persona que es libre, que no está en la cárcel ni sometida a la voluntad de otro, ni está constreñida por una obligación, deber, disciplina, etc.

Depender tanto de la economía de los Estados Unidos, en el caso de México, le mantiene en vilo, sufriendo a cada instante por las tasas de interés que se determinan allá, asolando de miseria y pobreza a nuestros hermanos mexicanos. Si a una compañía que traslada dinero de allá para acá, se le ocurre incrementar el porcentaje de costo para los envíos, las remesas se reducirán, aunque se siga enviando la misma cantidad de dólares.

Gasto por las fiestas patrias en México
106 mil millones de pesos en bebidas, restaurantes, vestimentas, bailes, comilonas.

esclavoSi nuestro mercado interno no está fortalecido, dependemos también de las exportaciones; es decir, de nuestros clientes fuera de la frontera que puedan y decidan seguir comprándonos. Hacer una fiesta porque han desaparecido los demás clientes y nuestro futuro está a expensas de uno solo, pues bailamos por el gusto de ser prisioneros, estar atados a un solo amo.

La economía mundial depende del dinero tanto como nuestros antepasados de sus cosechas. Si no hay dinero, lo sabemos, bien, no podremos viajar, vestirnos, comer, estudiar o movilizarnos. No somos independientes. Según el presidente, teníamos que bajarnos los calzones para dejar entrar a nuestro país a quien nos ha humillado, insultado, agredido; dependemos tanto de ellos que hasta los candidatos nos dan terror y les pedimos disculpas. Como país, tomamos decisiones terribles en otros momentos y hoy estamos pagando las consecuencias. No es problema de mantener relaciones con el resto del mundo, sino de habernos sometido sin fortalecer nuestra verdadera independencia de ellos.

embargoComo cuando pides prestado a un banco sin tener la economía sólida personal que te permita afrontar convenientemente los pagos. Muchos han perdido así sus casas o bienes. Así está nuestro país: a expensas de decisiones que se toman fuera; para colmo, con administradores internos que no velan por nosotros, ni por nuestros intereses como ciudadanos. Se dedican a llenarse los bolsillos a manos llenas, dejando endrogados a nuestros hijos y nietos, vendiendo nuestras riquezas naturales que bien podrían ser detonadores de desarrollo nacional, pero que están enriqueciendo a empresas extractoras internacionales.

Independencia significa
Condición del territorio que no depende políticamente de otro.

chelasSi un hijo se va de casa a vivir su independencia, no tiene por qué estar regresando a pedir más y más. Él mismo se pone a trabajar para su sustento. Depende de él si toma las decisiones adecuadas o se gasta los ingresos en borracheras. Pocos en el país alcanzar a ver el problema en su dimensión real y dicen (decimos): ¿qué hay de malo en unas chelas? Personalmente, creo que la gran mayoría piensa en eso cotidianamente. Claro que no hay nada de malo en unas chelas. El problema es la frecuencia y la desidia por resolver los problemas graves que vivimos en la economía, la política, la cultura, la educación, etc.

Un buen número está más preocupado por saber cómo terminará la novela el viernes, si descubren al maldito violador de la protagonista, que por aprender de finanzas, economía y aportar ideas para la solución de los problemas. Consideran que cambiando al presidente habrán de salir adelante. Tenemos telenovelasque cambiar todo el sistema político, no sólo al presidente. La crisis no sólo es económica, que de suyo trae devastación a las familias, la tierra, los recursos. La degeneración progresiva y constante de nuestros actores políticos es un síntoma de un severo cáncer mortal que ya causó metástasis a gran cantidad de esferas: producción, cultura, educación, salud, infraestructura, administración, justicia, etc.

Estamos muriendo pero ¿qué hay de malo en unas chelas? Nos estamos comportando como si el futuro, nuestros hijos, no fueran a pagar las consecuencias de esa decisión. Nos damos por muertos, decimos o pensamos: si estamos tan mal, pues ya no importa, dejémonos morir. Si de eso dependiera tu propia vida, se vale. El problema es que con esa desidia, estamos llevando a nuestras próximas generaciones a la esclavitud miserable, violaciones constantes, inseguridad, secuestros, prostitución, pérdida de la dignidad, etc.

Hagamos una fiesta en la prisión esta noche. Con la consigna de recuperar la libertad que nos arrebataron los políticos mexicanos y los tratados internacionales que firmamos. Diseñemos un plan de acción para recuperar nuestra tierra y recursos, cómo vamos a ayudar a quienes ni esforzándose pueden comer o estudiar. Propongámonos a leer, a estudiar más y conocer los problemas que tenemos antes que sea demasiado tarde.

fiesta-de-independencia

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 1433 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Análisis político y social. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *