Cerca de la muerte

Los seres humanos entierran a sus muertos desde la época de las cavernas; primeramente como un intento de preservar el cuerpo de quienes en vida fueron amigos o familiares de los animales carroñeros. Con el tiempo, pasados miles de años, surgieron los primeros signos de aspectos religiosos ligados al suceso de la muerte, como en una espera a lo que algunos consideraron el juicio final.

Muerte en México

Lo cierto es que en México, la muerte es incluso personificada como un ser misterioso que carga su guadaña. Se le rinde un culto único en el mundo y hay mucha gente que cree que los muertos han de dejar sus importantes asuntos celestiales con el fin de visitar a sus familiares quienes les preparan una ofrenda para degustarlos, aunque terminan comiéndoselo los vivos. En otros países, como el estadounidense, los muertos son terroríficos, fantasmales y provocadores de grandes desgracias; atemorizan a grandes y a chicos con personajes crueles, despiadados.

Para los antiguos prehispánicos la muerte estaba relacionada hasta con la fertilidad, pensaban que cuando alguien moría se convertía en ayudante de algún dios por un tiempo, y luego tal vez volvería a nacer; si algún guerrero moría en combate era elevado al estatus de dios.

La muerte en el mundo

Cada año mueren 56 millones de personas alrededor del mundo. Las principales causas de estas muertes son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y enfermedades respiratorias. En México, el índice de mortalidad es bajo con respecto a otros países del Mundo.

  • Alemania 11
  • Australia 6
  • Canadá 7
  • China 7
  • Cuba 8
  • Estados Unidos 8
  • Japón 10
  • México 5
  • Noruega 8
  • Reino Unido 9

*Muertos al año por cada 1000 habitantes en el año 2013. Fuente: Banco Mundial

El peor dato se encuentra en la cantidad de muertos por homicidio en México. Según esta gráfica, cuando en el año 2000 se registraron más de 10 mil (10,737), en el 2013 se llegó a más de 23 mil (23,063), mucho más del doble.

La llamada Guerra contra el Narcotráfico acumula a la fecha más de 120 mil muertos en 8 años. Eso es también más del doble que los muertos en la guerra de Vietnam que duró 10 años (58 mil). Fuente DEA.

En lo que va de este sexenio hay más de 41 mil ejecuciones. Fuente Zeta Tijuana.

Peña Nieto: (Enero de 2013):

Ha habido una disminución real en el número de homicidios que se cometen en nuestro país, una disminución de prácticamente el 30 por ciento de homicidios vinculados al crimen organizado, lo cual nos resulta alentador”

AÑO2004200520062007200820092010201120121013
MILES DE MUERTOS910109142025272623

De 2012 a 2013 la disminución es del 15% y no 30% como lo señaló el presidente.

A partir de Julio de 2014, el INEGI dejó de registrar en sus reportes los homicidios dolosos en el país.

Además, con Peña Nieto cada dos horas desaparece una persona.

El miedo como estrategia de gobierno

 Desde 1968 en Tlatelolco, los mexicanos se volvieron temerosos; el gobierno, coludido con el crimen organizado, no deja espacios a los ciudadanos y el terror que algunos sienten para exigir al gobierno un cambio es debido a tanta muerte circundante.

Si la fe de los mexicanos, según el gobierno, para detener los destrozos del Huracán Patricia se pusiera en derrocar a este gobierno criminal y asesino, no sería suficiente; como no lo es en detener tanta sangre a nuestro alrededor.

Nuestra fe debemos ponerla en nosotros mismos para detener esta masacre social, el genocidio orquestado desde el mismo gobierno; unidos y con fe en la justicia, la paz y la fuerza de los ciudadanos, podremos acabar con esto. Pero para ello, debemos dejar el miedo a un lado. ¿Eres cobarde o valiente?

banner puerta

 

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 1632 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Vida, estilo y humor. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *