¡Fuera Peña! sigue siendo la principal demanda ciudadana

El intento de Televisa por organizar una marcha contra Donald Trump y en apoyo a Peña Nieto quedó opacada, primeramente, por la escasa participación de la ciudadanía. Algunos miles asistieron con su familia a expresar el rechazo a los constantes ataques del presidente estadounidense; sin embargo, en diferentes entrevistas publicadas en las redes sociales (ver aquí) este 12 de febrero, muchos de ellos indicaban que de cualquier forma debemos presionar al gobierno porque no está haciendo bien las cosas.

¡Fuera Peña!

Por otra parte, también miles de ciudadanos que salieron a las calles, fueron específicamente a demandar la renuncia del presidente con las consignas conocidas ya desde hace 4 años: ¡Fuera Peña! es la más socorrida. Hay incluso playeras, banderas, carteles, gorras, memes con esa consigna.

Este domingo 12 se demostró que Peña Nieto sigue siendo el principal problema de nuestro país. Lo dice la gente en todas partes. Él no puede resolver el problema que tenemos enfrente con Donald Trump, porque es una aplanadora que no se puede resolver sin conocimientos, sin experiencia, con corrupción, ni en español.

Peña Nieto debe irse

Antes que intentar unificar a los mexicanos con una propaganda mediática, es necesario resolver una demanda añeja; se han quedado en el tintero tantos temas esperando que el gobierno de México recule, que no se puede avanzar en ellos: las reformas neoliberales, que si bien necesitábamos, no en la fórmula que él planteó.

También te puede interesar:

Suscríbete para recibir notificaciones de nuevas publicaciones
Libros gratis para descargar
Verdades sobre los ateos que los creyentes confunden
Expedir títulos es un negocio: universidades fraudulentas

Ha dejado claro a lo largo de su penosa administración, que el país requiere respeto; estamos madurando una democracia de la cuál Peña no es partícipe, desde que compró los votos en la elección de 2012. Tenemos un acelerado crecimiento, no económico, pero sí de madurez social, de compromiso, tratando de entender el atolladero al que nos orillaron el PRI y el PAN.

Exigimos y cada vez con mayor fuerza demandamos espacios que el gobierno de Peña no quiere compartir. Luchamos por cambiar el saqueo de la riqueza nacional, desde los abusos del poder, la corrupción, las marcadas diferencias económicas de los habitantes y resolviendo, desde el periodismo, las academias, los estudios sociales, las mejores fórmulas para cambiar a un país que está sumido en una dictadura.

Donal Trump es un problema serio para México, lo sabemos, pero nos queda perfectamente claro que primero debemos resolver el problema interno de la corrupción, esa misma que abandera Enrique Peña Nieto con su casa blanca, sus gobernadores priístas, sus mentiras históricas, la represión policíaca, el ataque a la libertad de expresión, entre otras atrocidades.

Demanda ciudadana

Por eso, es claro y contundente el grito de los mexicanos: ¡Fuera Peña! es el cimiento de un cambio, donde se fincan los valores que los mexicanos deseamos defender: progreso, dignidad, soberanía, igualdad, justicia y muchos más. Nos conocemos y sabemos de lo que somos capaces, aún sin la ya larga y pesada historia de gobiernos corruptos.

Vamos a lograr muchísimas cosas, pero antes: ¡Fuera Peña! Muera el mal gobierno. Justicia en el estricto sentido: que paguen los criminales, los asesinos, los corruptos, los saqueadores, los malandrines, los vende-patrias.

¡Fuera Peña! es el cimiento de un cambio, donde se fincan los valores que los mexicanos deseamos defender. Clic para tuitear

 

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 3516 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Análisis político y social. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Una respuesta a ¡Fuera Peña! sigue siendo la principal demanda ciudadana

  1. S.Salinas dijo:

    La escasa participación -a pesar de la difusión de Televisa y otros medios alineados- debe leerse como un indicador de una incipiente madurez de la ciudadanía, hay esperanza aún, pues.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *