Los poderes de la desunión

republica-brasil-dukeSe habrán dado cuenta que ya no existe el llamado “Pacto por México”, mismo que por enésima ocasión sirvió para burlarse de los mexicanos. Llegará un nuevo presidente y pondrán de nuevo su carita de “somos amigos” para que, llegado el tiempo de las elecciones se vuelvan a separar. No es exactamente de esa separación a la que me refiero con “Los poderes de la desunión”.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos habla de la separación de poderes para dar equilibrio a las decisiones que se toman en el país. Seríamos tontos si pensáramos que eso nos hace daño. En realidad hay, pese a la maldita corrupción de nuestro país, una separación de poderes que funciona en varios aspectos; sin ella, sin la separación, tendríamos una dictadura. Aunque la tenemos.

El poder legislativo

poderes-de-la-desunionConformado por dos cámaras, la de diputados (baja) y la de senadores (alta). En ellas de discuten las leyes y se definen los derroteros del país en la variada temática de la política pública: tránsito, comercio, seguridad, infraestructura, derechos, etc. Las leyes son las que permiten definir el rumbo del país, desde qué cualidades debe tener el nombre y apellido de las personas en el registro civil, hasta el presupuesto público que pueden gastar las dependencias gubernamentales.

El poder ejecutivo

Formado por el Presidente de la República y los Secretarios de Estado que él mismo nombra, se encarga de administrar los recursos del país, cumpliendo siempre la ley dictada por los legisladores. En México, tradicionalmente, hemos sufrido por el exceso de poder que tiene el Ejecutivo, pasando muchas veces sobre la ley, abusando del poder y corrompiendo gran cantidad de instituciones públicas.

El poder judicial

Su responsabilidad es sancionar el incumplimiento de la ley, pero como es obvio, en México, sólo se sanciona a los ciudadanos y no a la casta política que con gran ambición saquea las arcas nacionales, los recursos naturales, se corrompe y tiene en desgracia a todo el país.

¿Unión o desunión?

Constitucionalmente, los Poderes de la Unión deben guardar sus distancias. Son precisamente el equilibrio de fuerzas políticas, con un debate sano, con estricto apego a la ley, exigiéndose unos a otros. Los legisladores crean las leyes con debate (no pasa en México, aprueban al vapor y haciendo prevendas). El Ejecutivo debe cumplir la ley y administrar al país (no cumple la ley, hay conflicto de intereses, ocultan la verdad, gastan de forma exorbitante, desaparecen personas, etc.). Los magistrados y jueces son corruptos, no exigen a los políticos, no los castigan, se escudan en “vacíos legales”.

Parecen más unidos en la corrupción que en su deber. En realidad, los Poderes de la Unión en México, que deberían mantener distancia entre ellos, se coluden con los maleantes, son el verdadero crimen organizado del país.

Los Poderes de la Unión en México parecen más unidos en la corrupción que en su deber. Clic para tuitear

La desunión

poderes-de-la-unionSomos nosotros, los ciudadanos, quienes estamos desunidos, provocado por ellos. Tienen pactos, unos conocidos como el famoso “Pacto por México” y otros ocultos, aprobando leyes a su favor a cambio de casas, autos, dinero, espacios políticos, gobernaturas, poder, etc. Descaradamente, rompen la distancia, se coluden entre ellos y nos mandan “a volar”, olvidan que se deben a la ciudadanía, que son empleados de la nación y que deben “hacer guardar la Constitución y las leyes”. Las guardan, sí, en un cajón bajo llave.

La desunión la provocan en la ciudadanía, mintiendo, manipulando la información, maquillando las cifras, fingiendo un Estado de Derecho que no existe desde hace décadas. Todas son “concertacesiones”, trampas, robo, saqueo y engaños. Timos descarados.

O nos unimos como sociedad o nos lleva el carajo. Literalmente.

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 2383 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Análisis político y social. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *