A mi amiga Paola

Hoy nos vienes con la noticia, querida Paola, de un nuevo amor. Como sabemos que éste rompe corazones, vengo en tu auxilio para prestarte el mío en caso de necesitarlo, porque, ¿sabes? Nadie vive sin uno y todos mueren con dos o más; esos que te llevan la vida, esos que están dispuestos a darla y arrebatarla.

Puedes, si quieres, ser infeliz. Rechazarle, ahogarte en penas o desasosiegos; te perderías lo mejor que tiene el tiempo: abrigos del alma. Así que, aunque luego sientas fríos, es mejor ponérselos de vez en cuando, para mitigar las penas, para satisfacer placeres y reabrir los casos que sepultamos por miedos y costumbres.

Llévale al otro lado del río y muéstrale lo que sus ojos no han visto. Súbele al caballo y muéstrale cómo ves el mundo. Pero lo mejor de todo, ¿sabes?, es dejarse llevar a su montaña, para apreciar desde su propio mundo el tuyo. No sabes cuántas vigas en los ojos se caen en esas excursiones, metidos en la vida de nuevos seres que por un tiempo, quizá, nos cargan en sus espaldas.

Qué felicidad compartir la tuya y por sobre todo, la suya; se volvió la nuestra. No te alejes mucho, que esta tierra sin sol se eclipsa y se congela. Más bien arrebátale el reloj de su alma y abre para él las puertas que por mucho tiempo conservaste cerradas. Qué jubileo tan glorioso y terrenal. El tiempo que ahora gozas es anhelo de millones, encerrados en jaulas martirizantes.

Jugarás de nuevo a la ruleta rusa, al péndulo de navajas, al cerillo que se apaga cuando quema, al sorteo del paracaídas único en el avión que se estrella; todo eso, cuando vuelvas a tu soltería. Mientras tanto, canta la inocente lotería, lanza el yo-yo y el trompo que lo más que pueden es arrancarte carcajadas.

Te deseo suerte que siempre hace falta, que la vida es un juego de azar por donde quiera que vayas. Aquí seguiremos, gimiendo y llorando en este valle, contigo, amiga, amigacita, para consolarte, para compartir tus penas y alegrías, que para eso son los amigos.

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 2017 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Vida, estilo y humor. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *