Sacerdote acusado de abuso sexual en Guanipa (Venezuela) no se presentó en el tribunal

Gracias por compartir:

Nota de Jesús Rincón

También te puede interesar:

Suscríbete para recibir notificaciones de nuevas publicaciones
Libros gratis para descargar
Verdades sobre los ateos que los creyentes confunden
Expedir títulos es un negocio: universidades fraudulentas

Publicada originalmente en este enlace que no deja compartir, motivo por el cual se reproduce íntegro en este sitio.

El Tigre. Debido a que el sacerdote Enrique Castro Azócar no se presentó a la audiencia de presentación ante el Tribunal de Control Tercero de El Tigre, por el caso de abuso sexual contra dos menores de edad, fue solicitada una orden de aprehensión ante la Interpol, pues presumen que el religioso está fuera del país.

La información fue confirmada por Guiovanni Urbaneja, presidente de la Fundación Socialista de Integración del Sur (Fundisur), durante una rueda de prensa realizada la mañana de este martes.

Manifestó que en vista de que no se presentó el sacerdote, se solicitó a la Interpol que le den orden de captura internacional, “motivado a que puede estar en un plan de fuga fuera del país o escondido en una iglesia dando misa; también vamos a solicitar a la Conferencia Episcopal Venezolana que se pronuncie en relación a este caso. Monseñor José Manuel Romero está ganado a que en la iglesia se corrijan ese tipo de actuaciones, que la justicia realmente castigue los hechos que se cometieron por parte de este sacerdote”.

Explicó que “en relación al caso del sacerdote Enrique Castro Azócar, iba a ser presentado este lunes en su audiencia de presentación en el Tribunal Tercero de Control de El Tigre, a cargo de la jueza Carolina Mansour, él no se presentó, al parecer fue sacado del país con el apoyo de unos empresarios de Guanipa que lo alojaron en su vivienda unos días. De esa audiencia iba a depender si había una medida cautelar o privativa de libertad, en vista de que no fue, el tribunal solicitó que se emita una alerta roja y orden de captura, pues el sacerdote oculta otras realidades”.

Denunció que la Arquidiócesis está ocultando a este sacerdote, “la iglesia no ha querido cooperar en los delitos que se cometieron contra estos niños de 12 y 17 años en Guanipa el año pasado; al parecer hay un grupo de monaguillos que declararon en función de este sacerdote tenía intimidad con ellos, pues él fue cambiado de Barcelona, en esa causa la iglesia logró que se frenará, pues los familiares que denunciaron ese caso y viven en el sector El Viñedo, los sacaron del país y no siguieron con la denuncia”.

Señaló que  los familiares de estos niños de Guanipa también están fuera del estado Anzoátegui, “producto de que este sacerdote ha ejercido presión a través de Monseñor Jorge Aníbal Quintero, también con el Vicario Carlos Viña, de la Arquidiócesis de Cumaná”.

Destacó que se reunieron con el Nuncio Apostólico Aldo Giordano, para hacer la denuncia de esta situación, “estamos a la espera de que la iglesia se pronuncie, haga como dice el Papa Francisco, ya basta que los sacerdotes estén abusando de niños y adolescentes”.

Urbaneja afirmó que “nosotros no cuestionamos si este sacerdote tiene una tendencia hacia la diversidad sexual, sino que rechazamos que la iglesia este dividida entre los seguidores de la iglesia que están pasando trabajo y creen en Dios y estos actos bochornosos. Felicito al Fiscal Cuarto del Ministerio Público, Julio Aguilar, igualmente a la jueza Carolina Mansour, que asumieron con valentía este caso y no dejaron presionar por la iglesia”.

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 55 ,
Gracias por compartir: