Quien tiene dinero lo pone a trabajar. ¿Y quienes no lo tienen?

La condición económica de las personas pobres está en desventaja frente a las puertas abiertas que tienen quienes poseen dinero; especialmente en la actualidad, donde las diferencias saltan a la vista, luego de la aplicación de modelos económicos que pusieron a los necesitados en clara desventaja, frente a quien tiene dinero, en las últimas décadas. Veamos cómo se debe cumplir una condena de la que millones en el mundo ni siquiera son culpables.

Quien tiene dineroEl modelo económico conocido como neoliberalismo

Una definición rápida de este modelo es: Movimiento de actualización del liberalismo, aparecido después de la Primera Guerra Mundial, que limita la intervención del Estado en asuntos jurídicos y económicos. A diferencia del liberalismo que ponía al Estado como benefactor de los pobres con programas sociales y que en México se le conoce como populismo.

Los resultados de la aplicación del neoliberalismo en el mundo han provocado una enorme brecha entre ricos y pobres. El permiso está dado: competencia salvaje en los mercados. Entonces, es fácil entender porqué quienes tienen dinero, simplemente lo ponen a trabajar. Pero quienes lo trabajan son los pobres, a sueldos miserables con lo que jamás podrán salir adelante, pues la competencia ya no es justa.

Las ideas comunistas

Propiciar que sea el Estado quien ponga orden en esta hecatombe es pretender que los ciudadanos sean controlados y pese a buenos esfuerzos, siempre se deba mantener la misma posición económica, generalmente precaria. En ese sentido, los comunistas entregan el control de los medios de producción al Estado en lugar de que pertenezcan al capital privado como se supone en el capitalismo.

Si los estados son corruptos, sean capitalistas o comunistas, la desgracia siempre será para los pobladores. Ahora, quien tiene dinero simplemente lo pone a trabajar o compra voluntades políticas, pero quien no lo tiene sólo se ve escasamente favorecido por el liberalismo, mas no por el neoliberalismo.

Situación ante las catástrofes para quien tiene dinero

Los más favorecidos sufren menos ante las situaciones difíciles como los sismos, huracanes, erupciones volcánicas, crisis económicas, robos, etc. Generalmente cuidan su patrimonio con seguros que les reembolsan parte de lo perdido. Si tienen algún tipo de ahorro, pueden recuperarse de forma más o menos rápida. O si cuentan con una empresa más o menos estable, les es menos difícil recuperarse. Mejor aún si cuentan con educación para desempeñar profesiones: contadores, arquitectos, ingenieros, etc.

Situación ante las catástrofes para quienes no tienen dinero

Es aquí donde nos interesaba llegar. Hemos visto en México cómo la solidaridad ha permitido que la gente más lastimada por los terremotos de septiembre de 2017 puedan sobrellevar la tragedia. Sin embargo, la ayuda no será por siempre. Hay voces en la sociedad que piden a la gente se esfuerce por mejorar su condición de vida, pero en países como el nuestro, donde los políticos saquean la riqueza nacional, donde el mercado interno es una desgracia y el dinero no fluye como pudimos apreciarlo antaño aunque fuera limitadamente, cuando los empleos están muy mal pagados, los pobres están condenados.

Con sueldos de $600 a la semana, ¿cómo construirán una nueva vivienda? Ellos escasamente cuentan con una empresa micro, o unos terrenos donde siembran siendo siempre de precaria educación y abusados por grandes industrias que explotan sus pocas ganancias, comprándoles barata una cosecha, por ejemplo.

El drama no termina ahí

Quien tiene dineroQuien tiene dinero puede multiplicarlo fácilmente, dinero llama dinero. Sólo que si el dinero pasa para un lado, es porque va a escasear en otro. Recuerdo cuando abrieron las tiendas Oxxo, propiedad de The Coca-Cola Company, las tiendas pequeñas cerraron. No tenían la capacidad para competir con el monstruo, desconocían conceptos de servicio y facilidad para hacer compras mayores con descuento porque no contaban tampoco con grandes almacenes.

Así de sencillo y claro es el problema. No pretendo dar una solución porque si la tuviera, para que toda la sociedad estuviera contenta, derechas, izquierdas, capitalistas o comunistas, ya tendría muchos seguidores de la misma. Pero es imprescindible que nuestras sociedades hagan algo pronto, porque el problema está alcanzando niveles de genocidio por hambre, en menos de una generación y a niveles globales.

¿Tienes ideas para aportar al respecto?

Te invito a comentar tus ideas sobre este tema en los comentarios. A debatir con respeto y a aprender de otros sobre las diferentes posturas. Gracias.

 

 

 

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 32917 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Análisis político y social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *