Por ambición política, la derecha mexicana desea una guerra civil

Gracias por compartir:

No es la primera vez que observamos sus intenciones fascistas, gente del PAN promueve la renuncia de AMLO porque liberaron a Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo Guzmán.

También te puede interesar:

Suscríbete para recibir notificaciones de nuevas publicaciones
Libros gratis para descargar
Verdades sobre los ateos que los creyentes confunden
Expedir títulos es un negocio: universidades fraudulentas

¿Por qué fascistas?

El fascismo es una ideología, un movimiento político y un tipo de estado​ de carácter totalitario y antidemocrático que se difundió en la Europa de entreguerras desde 1918 hasta 1939.

Imaginarlo no es difícil, si vemos en México la época que gobernó el PAN y algunos períodos del PRI en la presidencia; se trata de la exaltación de valores como la patria o la raza para mantener permanentemente movilizadas a las masas, lo que ha llevado con frecuencia a la opresión de minorías y un fuerte militarismo.

Como símbolo de ese fascismo, los Panistas de cierta época, cancelaron un anuncio de Wonderbra (brasieres) porque rompía la "moralidad" de los mexicanos. Siempre santiguados, luego se les vio contratando "edecanes" sensuales para sus fiestas privadas.

El modelo neoliberal

Los últimos 36 años, en México, observamos este modelo económico que implica la desarticulación sistemática del Estado para favorecer una competencia de mercado económico sin restricción alguna, lo que generó un incremento salvaje y desconsiderado de la pobreza de gran parte de la población.

Los líderes de la oposición en la actualidad

Desde que inició la llamada 4T (4a. transformación de la vida pública de México), la oposición (partidos políticos como el PRI, el PAN, el PRD y MC) insiste en su única concepción de estado, un estado que valora más el dinero que la vida humana.

Marco Cortés, presidente del PAN

No les gusta cómo este gobierno está cambiando los paradigmas, porque valora la vida, la diversidad, la democracia, la paz. Los mexicanos pedimos un cambio a su "única" forma de ver al gobierno (fascismo), donde los "legales" son los "correctos" y los demás deben ser perseguidos.

Los mexicanos pedimos un diferente modelo económico, quizá volver al liberalismo original donde el estado interfiere en el equilibrio económico y no el salvajismo competitivo del modelo neoliberal. Votamos por una limpieza de los corruptos, que se vendían a cárteles de la droga o a grandes capitales.

Nuevos paradigmas

No les gusta, pero, curiosamente, a los mexicanos sí. Luego de la liberación de Ovidio Guzmán, vuelven a crecer los índices de aprobación del presidente y el coraje de los que aún apuestan por su fracaso.

Mientras el presidente pide paz y salva vidas, la oposición apuesta por una guerra civil con tal de obtener escaños electorales en los próximos comicios.

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 6524 ,
Gracias por compartir: