Impunidad: lo que vimos con Javier Duarte lo veremos con Peña Nieto

19 de octubre de 2016

Larga lista de fichitas

impunidad Javier Duarte, Enrique Peña NietoSe fugó, Javier Duarte como ya es costumbre en la impunidad del PRI, usó una treta política; fingió que enfrentaría la justicia y se “pintó de colores”. Un caso más de gobernadores priístas que no enfrentan la justicia: Tomás Yarrington, Rubén Moreira, Eugenio Herández (Tamps.); sin olvidar que ya están presos: Jesús Reyna, Andrés Granier, Luis Armando Reynoso –PAN– (Ags.), Mario Villanueva (Qroo.).

Ahora, que debemos incluir en la lista de impunidad a Mario Marín (Puebla), Ángel Aguirre Rivero –PRD– (Gro.), Arturo Montiel (Edomex), Manlio Fabio Beltrones, Guillermo Padrés –PAN–, obviamente Carlos Salinas de Gortari y muchos “etcétera”.

Es decir, que tenemos muchas joyitas delincuentes que aprovecharon sus cargos como gobernadores para coludirse con criminales o solapar la delincuencia o enriquecerse. Lo malo de todo esto, es que la lista sigue, entre ellos, el impopular, asesino, corrupto y ratero presidente de México, Enrique Peña Nieto (con todas sus letras).

Reprobado EPN

Es impopular (que sería lo de menos) porque sabemos que ostenta el récord de ser el presidente con menos aprobación de toda la historia de la nación: más de un 65% reprueba su administración, según el periódico El Universal en junio de 2016. Para agosto de este mismo año, la Agencia EFE ya marcaba un 74% de desaprobación. Mismo dato lo corroboran Reforma y Animal Político. Siendo este dato el peor conocido.

Es asesino por Atenco, pues mandó matar a quienes se oponían a la construcción de un aeropuerto. Murieron dos y 26 mujeres que fueron detenidas terminaron violadas por los policías. No hay un solo policía detenido o enjuiciado pero sí hay más de 20 campesinos encarcelados, algunos por más de 50 años.

También se le puede considerar un asesino al ocultar la verdad de la desaparición de 43 normalistas de la Normal Rural Isidro Burgos en Ayotzinapa Guerrero cuando viajaban a Iguala. Si pudo haber sido culpa de otros, al no coadyuvar con las investigaciones, al pretender mentir con su verdad histórica, al no actuar a su debido tiempo y al reprimir las manifestaciones, se muestra como el más culpable de todos.

Muchos muertos y desaparecidos

Además, en su administración, han muerto más que con Calderón. Ya rebasamos los 70 mil. Sumándose a los 14 mil desaparecidos. Tomando en cuenta que él no enfrenta una “guerra contra el narco” como lo hizo su predecesor, entonces Peña es responsable directo de esas muertes, por ineptitud, por irresponsable, por aferrarse a un cargo que le quedó gigante, haciendo que este país quede sumido en uno de las más sangrientas guerras del mundo en la actualidad. Segundo lugar, después de Siria.

Es corrupto por su casa blanca, por los dos departamentos en Miami, por su casa en Ixtapan de la Sal y el conflicto de interés que tuvo con Hinojosa Cantú de Grupo Higa. Por destituir a Aristegui de su programa en MVS, por las casas blancas de 15 funcionarios de su administración, por su tesis plagiada, empleó a un hacker para afectar a sus contrincantes en la contienda electoral del 2012, gastó más de la cuenta en la campaña y usó recursos que repartió a través de Monex y Soriana para comprar votos.

La lista sigue...

Compró los votos de los legisladores para la aprobación de la reforma energética y pretende imponer también la reforma educativa que es más laboral con tal de controlar al magisterio. Nochixtlán entra en su cuenta de asesinatos (7 civiles murieron reprimidos por el estado), con tal de obligar a que la reforma continuara.

Es ratero también. Según el portal RT, “La Administración del presidente mexicano Enrique Peña Nieto es la más cara de últimos 24 años, ya que ha doblado sus gastos en transporte aéreo y el Estado Mayor, gastando asimismo demasiado en opinión pública y en comunicación social”. Viaja además con amigos y familiares en el lujoso avión presidencial, haciendo gastos excesivos en sus más de 41 giras internacionales (Aristegui).

Por si fuera poco, es estúpido, al invitar a Donald Trump a México (y con gasto al erario). Todo esto y mucho más como la intervención del ejército en actos delictivos como en Tlatlaya o de la policía federal en Tanhuato. Este presidente, ha quedado claro y DEMOSTRADO, es un criminal y deberá responder ante la justicia. Pero, tal como acabamos de ver en Veracruz con Javier Duarte, se va a fugar. Ya lo vimos antes con Salinas de Gortari y la gran cantidad de gobernadores que quedaron sin castigo. La impunidad, reina en México.

Impunidad

Si no me cree, el 98% de los crímenes quedan sin castigo, como lo indicó en esta nota El Universal. Algunos no quieren creerlo pero he tenido cuidado de demostrar lo que digo con las noticias correspondientes.

Imagen: xalapaenlanoticia.files.wordpress.com

 

Publicado originalmente en Saber Sin Fin

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 7403 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Análisis político y social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *