El Ilusorio código 750

Para el cierre de hoy (11 de noviembre de 2016) la Bolsa Mexicana de Valores cayó un 2.53%, su segundo día consecutivo de perdida (3.68% acumulado) tras la victoria de Donald Trump, por el contrario el Dow Jones y el NASDAQ subieron .93 y .78% respectivamente. Una caída tremenda para la bolsa mexicana y una ganancia no muy significativa pero en total sentido contrario para las principales bolsas de E.E. U.U. Lo cual no significaría nada, si no fuera que es un movimiento rarísimo de capitales, rarísimo desde la perspectiva de que si a Estados Unidos le va bien, a México le va bien, pero sobre todo raro como imaginar que una casa sube de precio, sin embargo su tras-patio deja de valer. Así de inverosímil resulta.

Baja el valor del país

La entrada y salida de capitales en las bolsas, es decir sus subidas y sus bajadas, son determinadas por la especulación, digamos que los inversionistas, analizan y dicen: "En esta bolsa hay ganancia, en esta no, en esta hay perdida y en esta no" y determinan en cual “confiar” y en cual invertir. Volvamos al ejemplo de la casa, ¿Por qué una casa sube de precio (EUA) y su tras-patio (Méx.) deja de valer tan estrepitosamente? Bueno pues resulta que los Estados Unidos y México no son parte de una sola casa y no somos siquiera parte de la misma propiedad. Resulta que las bolsas de valores de los dos países no son del mismo dueño.

Por años (ya casi 80 desde allá por tiempos de la expropiación petrolera) los movimientos financieros de ambos países han presentado cierta sincronía, digamos que si Estados Unidos determina lanzarse a explotar un pozo petrolero en México, El Dow Jones sube y la BMV también, uno recibirá ganancias y el otro una limosna, pero para las dos economías representa entrada de dinero. Desde luego es más complejo que eso y los problemas y situaciones internas de cada país lo hacen más o menos dispar, pero en general así ha funcionado. Nuestros dirigentes, han estado regularmente de acuerdo en este tipo de simbiosis (parasitaria) en la que la economía más poderosa del mundo y su vecino del sur funcionan. México no se queja o si lo hace lo hace muy poco o apenas refunfuña.

La multiculturalidad

arnold_governator1Sin embargo, los países no son solo entes imaginarios, ni sus dirigentes son una representación tan apegada a lo que sus pueblos son. Estados Unidos, con su herencia pluricultural, con su historia de inmigraciones (Donald Trump, por ejemplo, es descendiente de Alemanes; su esposa, Melania, es Eslovena; Arnold Schwarzenegger, el “Gobernator”, es Austriaco; Barack Obama, el actual presidente, es hijo de un Keniano, y muchísimos ejemplos más…) decidió en la elección del 8 de noviembre que el discurso de Donald Trump, incluido la construcción de muros, deportaciones y soporte racista, como el exlíder del Ku Klux Klan,  David Duke, es el bueno, es el convincente. Estados Unidos decidió que no somos tan similares los latinos a ellos, que ni con 25 millones de electores latinos, su rumbo y el nuestro debe ser el mismo.

En la lectura clara de los inversionistas de las grandes corporaciones, pues si, resulta que a Estados Unidos le irá mejor sin la carga que México le representa y que nuestro país es, desde el 8 de noviembre un peor lugar para invertir; y es que, aunque no lo sea, una de las afirmaciones de Trump durante su campaña es que, en general somos ladrones, violadores y gente con problemas.

Hagamos un pausa y pensemos ¿Con un muro a lo largo de la frontera, México es 3.68% peor para invertir? Bueno pues, el muro aún no está y sin embargo en esa proporción hasta el día de hoy somos menos confiables. No olvidemos que el valor de la moneda de cada país también es un indicador de confianza, sea su respaldo en oro o en bonos el valor de la moneda significa que el país que la emite comprueba que su valor es cierto, que hay con que pagar lo que se adquiere con ella y claro también, la disponibilidad que hay en circulación de dicha moneda. El peso mexicano pasó de 18.54 el martes, hasta 21.54 pesos por dólar en la tarde del día de hoy, esto quiere decir dos cosas, que muchos dólares se fueron de aquí y que nuestra moneda no es tan de fiar. Aclaro, explicado muy superficialmente.

La preocupación de los mexicanos

spidercholoEl día de ayer circularon imágenes en redes sociales exhortando a consumir lo local, lo hecho en México. Como medida de “boicot” al futuro gobierno de Donald Trump; se exhorta a comprar en las tienditas de la esquina en lugar de en las grandes cadenas, a hacer el “súper” en los tianguis y hasta a comprar marcas de ropa locales y retirar cuentas en bancos extranjeros. Yo me enteré por un meme en mi whatsapp, uno de “Spider-Cholo”, que se parece poco a lo que acostumbra publicar, pero que me resulto interesante, sobre todo pensando que no es tan común ver tanta solidaridad en memes cómicos. Algo cambió tras la victoria de Trump.

Me han llegado a mi Whatsapp un sinnúmero de imágenes muy similares o con el mismo texto de personas que no creí que estuvieran interesadas en cuestiones de economía, de solidaridad nacional o de política, pero tan desesperanzador ha resultado el hecho que, en una banca de la plaza de armas de Morelia escuche a un bolero platicar sobre el código de barras 750, número con el que comienzan los códigos de barra de los productos hechos en México. Nunca le había prestado atención a los códigos de barras, salvo aquella vez en que también en redes se incitó a no consumir productos con el código 871 (Israel) tras el lanzamiento el 8 de julio de 2014 de la Operación Margen Protector en la franja de Gaza por parte de Israel, que dejó como resultado 2310 muertos, según el ministerio de salud de Gaza, 475000 desplazados y 283220 refugiados según la ONU [1].

Consumir lo hecho en México

mexico-750Como medida preventiva ante un desastre de bloqueo económico, cierre de fronteras y deportación masiva de compatriotas (Las remesas enviadas al país por parte de trabajadores mexicanos en Estados Unidos en 2015 superaron en 33% los ingresos percibidos por parte de la renta petrolera, es decir 24 mil 770.9 millones de dólares vs. 18 mil 524 millones de dólares), suena magnifico, pero de entrada ¿por qué aplicar este tipo de medidas solidarias hasta que el panorama es poco alentador? Pudimos empezar hace mucho y quizá nuestra economía sería más solida; es nuevamente el viejo cuento de “Ahogado el niño a tapar el pozo”.

El principio de la economía auto fortalecida es indiscutible, de hecho es una de las propuestas de campaña de Trump, recuperar de la fuga empleos delegados a otras economías para abaratar costos, renegociar tratados de libre comercio y promover mejores planes fiscales a los empresarios para traer inversiones, bueno, llevar inversiones a su país. A eso se le llama paternalismo, favorecer a los propios en la competencia contra los ajenos. ¿Esto es una injusticia?

¿Cómo funciona la economía de un país?

El mecanismo que opera solidariamente nuestra economía y la del gran vecino del norte, está basado en la colaboración empresarial, recordemos que el modelo económico americano es capitalista, y consiste en la posibilidad de que al país le vaya bien si a sus empresas les va bien, en el supuesto de que generan empleo al crecer, derraman capital en los lugares donde se sitúan y aportan a los gobiernos mediante el pago de impuestos e inversión, hasta en diversos sectores en los que al gobierno le mermaría si los mantiene por propia cuenta (educación, salud, pensiones). Estamos unidos con los Estados Unidos por que las empresas americanas invierten en México y brindan todos estos supuestos beneficios, y porque algunas empresas mexicanas tienen la “posibilidad” de realizar lo mismo en territorio estadounidense aunque en menor escala.

¿Qué tan nuestro es el código 750?

codigo750Comencemos por aclarar que los códigos de barras son una referencia primero al lugar de etiquetado, o si se quiere imaginar así “de producción”, cosa que no es necesariamente precisa. Un producto como la cerveza Carta Blanca, que tiene el código 750 y fue la primera producida por la Cervecería Cuauhtémoc en 1890, suena a que es totalmente mexicana y que comprarla en lugar de una Bud es mejor para nuestra economía… ¿Verdad? Pues resulta que en 1985 la cervecería Cuauhtémoc se fusionó con la Moctezuma y a su vez en 1994 fue adquirido el 22% de esta empresa por Labatt Brewing Company y en 2010, el 20% de las acciones de esta compañía (Propiedad de Femsa de la cual The Coca Cola Company posee un 31.6 %) fue intercambiado por acciones de Heineken International. ¿Qué tanto es mexicana la cerveza Carta Blanca? Casos similares, Sabritas, Gamesa y Sonric´s, estas otras del grupo Pepsico.

La triste realidad del código 750

14956374_608800879304564_8063636851242829553_nQue un producto sea etiquetado, producido o ensamblado en México, no significa que sea obligatoriamente mexicano, ¿Acaso un vehículo Chevrolet, deja de ser de la General Motors Company solo por ser ensamblado en Silao, Guanajuato? De ninguna manera, otro ejemplo peor de engañoso es el de las motos Italika (de grupo Salinas), ninguna parte es mexicana, solo son ensambladas en Toluca y aun así se hacen llamar “Una empresa 100% Mexicana”. No basta con revisar el código 750 para adquirir e ilusoriamente creer que le traemos un beneficio por esto al país, en muchos casos llega a ser tremendamente perjudicial, recordemos el reciente caso de Lexmark y sus 120 despidos por denunciar practicas esclavistas (sueldos de miseria de entre 600 y 700 pesos semanales)[2] en su planta de Ciudad Juárez, aquí en México.

Vayamos más allá: comprar en una tiendita de la esquina si hace una cierta diferencia, pero  cuando realmente hacemos un cambio significativo es cuando nuestros alimentos dejamos de comprarlos en el supermercado y pasamos a comprarlo a nuestros campesinos, sacamos del juego a las grandes cadenas, a los intermediarios y hasta al gobierno (yo no he visto sello del SAT, ni código de barras alguno en los chayotes que compro cocidos en el tianguis del marcado). Se puede decir que en este tipo de compras se fomenta la ilegalidad, pero lo legal no siempre es lo justo, y este es el mensaje que manda el señor Trump a sus partidarios al exigir una renegociación o franco fin de participación en el tratado de libre comercio con México y Canadá, el tratado es legal pero a él no le parece justo.

El proteccionismo de Trump

trumpEl presidente electo ha dicho que México se lleva toda la ganancia y sin duda esto tuvo mucho eco entre sus partidarios o de otra manera no lo serian. Los “olvidados” como él los llamó en su discurso tras anunciarse el triunfo, padecen la falta de oportunidades que aparentemente los mexicanos se llevan, padecen las carencias que les produce lo “injusto” del tratado, se ven “privados” de los beneficios económicos de los acuerdos comerciales que su país realiza, y esto puede que sea cierto, son sin duda víctimas de la desigualdad que en su país se da, pero lo que el señor Trump no les dijo es que si, en efecto lo que los tratados consiguen no alcanza para mantener a esos “olvidados”, a los mexicanos y al dinosaurio que vive en su país (tambien en el el nuestro) y consume y acumula el 99% de la riqueza del mundo. Su discurso es algo así como “Si ustedes no tienen pan, es porque los mexicanos se quedan todas las migajas” teniendo gente como él, Rupert Murdock y los hermanos Koch, lleno el canasto.

¿Pésima actuación del gobierno de México?

joder

Enlace al artículo: 7 formas de joder a México.

Nosotros tenemos también un súper dinosaurio que consume demasiado. Teniendo un país vastísimo en recursos naturales, privilegiado geográficamente, con una población joven y con un ingenio del que no dejamos de jactarnos ¿Por qué tendríamos que vernos en una situación tan preocupante ante las decisiones que se toman en otro país? Pues, es que dependemos de ese país.

Tenemos a los Estados Unidos metido hasta el tuétano, es vergonzoso que llegue más dinero desde estados unidos por la venta de mano de obra que por la administraciones de nuestra empresa petrolera (PEMEX), quiere decir que quien lo administra, como negociante es sencillamente incompetente. Un gobierno incompetente financieramente solo consume recursos, no los genera; un gobierno corrupto aunque los genere los roba, un gobierno que no trabaja para su pueblo, cobra y entrega lo robado. Y desafortunadamente el nuestro es todo lo anterior. El gobierno mexicano tiene impreso el código 750, pero quien sabe donde esté hecho.

Ser solidarios

Sin duda, todas las propuestas de los memes tienen razón, pero tenemos que revisarlas. Actúan bajo el principio de la solidaridad nacional, del compañerismo, de la justicia interna. Es preocupante que hasta que tenemos una crisis común decidamos solucionarla; que hasta que tenemos un mal con un nombre le combatamos, es triste que para muchos americanos ese enemigo se llame México, y es que tenemos tanto en común… a tal nivel que ni un pueblo pobre ni el más rico del mundo tengamos la capacidad de procurarnos como hermanos en lugar de vernos como enemigos. Por el momento nos queda entre mexicanos ser más solidarios que nunca, sacar de nuestra justica a los verdaderos parásitos, aquellos que nos confrontan para poder seguir viviendo de nuestra sangre y sudor.

[1] http://www.ochaopt.org/documents/ocha_opt_sitrep_26_08_2014.pdf

[2] http://www.proceso.com.mx/425997/trabajadores-despedidos-llaman-a-boicot-contra-lexmark-por-abusos-y-explotacion-laboral

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 41808 ,

Acerca de Álvaro Lott

Colaborador (Michoacán). Ciudadano de a pie, gente común, espectador del mundo, participante de su momento.
Esta entrada fue publicada en Colaboradores. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

2 respuestas a El Ilusorio código 750

  1. Lo que se pide con comprar articulos con el codigo 750 es para que el dinero circule aqui en México y no en productos importados, si las industrias son o no de mexicanos es otra historia pero esas industrias dan trabajo aqui, invierten aqui y se la juegan con Mexico.

  2. Pingback: El Ilusorio código 750 ⋆ Scrivix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *