100% de impunidad en periodistas asesinados en el sexenio de Peña Nieto

¿Por qué pensar que es una casualidad si en realidad es una constante? El presidente pensará que es mejor callar a los periodistas que pelear contra los narcotraficantes porque dejan jugosas ganancias, el crimen organizado puede actuar con impunidad en nuestro país porque comparten con las autoridades en una complicidad imperdonable.

Ya son 35 periodistas asesinados en este sexenio y ninguno de ellos ha sido esclarecido. ¿A quién le conviene esta indignante realidad? Escudarse en la estupidez, aduciendo que el presidente es el más tarado, idiota, iletrado e imbécil, que lo es, no es la salida para este compromiso con la verdad y la sociedad. Mil veces se le ha dicho: ¡Renuncie!

¿Qué se pierde con un periodista?

Detrás de los periodistas asesinados, además del indecible dolor de sus familias, amigos y colegas, está la indignación de los ciudadanos, heridos también directamente en su derecho a estar informados de los problemas que tenemos en la nación. Si no conocemos los problemas ¿cómo resolveremos la crisis del país?

La muerte de un periodista causa un daño severo a la sociedad, pues causa una terrible ceguera que posterga por años el revelado de nuestras radiografías; permite al crimen seguir operando con impunidad y tejiendo sus redes de complicidad en todo el aparato del estado.

35 casos no son poca cosa. 5 son alarmantes en cualquier otra parte del mundo. Aberrante es la impunidad total. Clic para tuitear

Tras la muerte de un comunicador o informador, especialmente de aquellos que esclarecen las actividades del crimen organizado, desemboca en la muerte de cientos de ciudadanos que quedan a expensas de la extorsión, el secuestro, el robo y el engaño generalizado.

periodistas asesinados

Los estados deberían esclarecer cualquier homicidio y en especial de los periodistas, para dar señales claras del interés por defender la libertad de expresión, de información a la ciudadanía y como compromiso de su cargo, su amor a la patria, su deseo por instaurar un estado de derecho; eso, nos ha quedado claro desde hace cinco años, Peña Nieto no tiene, no quiere, no le interesa, pues es un criminal más.

100% de impunidad en casos de periodistas asesinados

100% de impunidad en estos delicados casos, es la prueba más contundente de la debilidad presidencial en este tema, de su acuerdo con criminales, del poco interés que tiene por la sociedad mexicana; sigue trabajando como verdadero hampón, sin dudar un segundo que sea él mismo quien promueve este tipo de homicidios.

35 casos no son poca cosa. 7 de ellos tan sólo en 2017. Ya la muerte de 5 alarma en cualquier otra parte del mundo. Que sean todos casos impunes es aberrante. ¿Qué podemos esperar si la libertad de expresión queda sometida a las cajas chinas de Televisa? Claro está que no es un futuro halagüeño para México. Desde el 2000, en nuestro herido país, llevamos más de 120 periodistas asesinados.   La mayoría de ellos, olvidados.

 

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 2087 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Análisis político y social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *