El Ilusorio código 750

Gracias por compartir:
Para el cierre de hoy (11 de noviembre de 2016) la Bolsa Mexicana de Valores cayó un 2.53%, su segundo día consecutivo de perdida (3.68% acumulado) tras la victoria de Donald Trump, por el contrario el Dow Jones y el NASDAQ subieron .93 y .78% respectivamente. Una caída tremenda para la bolsa mexicana y una ganancia no muy significativa pero en total sentido contrario para las principales bolsas de E.E. U.U. Lo cual no significaría nada, si no fuera que es un movimiento rarísimo de capitales, rarísimo desde la perspectiva de que si a Estados Unidos le va bien, a México le va bien, pero sobre todo raro como imaginar que una casa sube de precio, sin embargo su tras-patio deja de valer. Así de inverosímil resulta.

Baja el valor del país

La entrada y salida de capitales en las bolsas, es decir sus subidas y sus bajadas, son determinadas por la especulación, digamos que los inversionistas, analizan y dicen: "En esta bolsa hay ganancia, en esta no, en esta hay perdida y en esta no" y determinan en cual “confiar” y en cual invertir. Volvamos al ejemplo de la casa, ¿Por qué una casa sube de precio (EUA) y su tras-patio (Méx.) deja de valer tan estrepitosamente? Bueno pues resulta que los Estados Unidos y México no son parte de una sola casa y no somos siquiera parte de la misma propiedad. Resulta que las bolsas de valores de los dos países no son del mismo dueño.

Por años (ya casi 80 desde allá por tiempos de la expropiación petrolera) los movimientos financieros de ambos países han presentado cierta sincronía, digamos que si Estados Unidos determina lanzarse a explotar un pozo petrolero en México, El Dow Jones sube y la BMV también, uno recibirá ganancias y el otro una limosna, pero para las dos economías representa entrada de dinero. Desde luego es más complejo que eso y los problemas y situaciones internas de cada país lo hacen más o menos dispar, pero en general así ha funcionado. Nuestros dirigentes, han estado regularmente de acuerdo en este tipo de simbiosis (parasitaria) en la que la economía más poderosa del mundo y su vecino del sur funcionan. México no se queja o si lo hace lo hace muy poco o apenas refunfuña.

La multiculturalidad

arnold_governator1Sin embargo, los países no son solo entes imaginarios, ni sus dirigentes son una representación tan apegada a lo que sus pueblos son. Estados Unidos, con su herencia pluricultural, con su historia de inmigraciones (Donald Trump, por ejemplo, es descendiente de Alemanes; su esposa, Melania, es Eslovena; Arnold Schwarzenegger, el “Gobernator”, es Austriaco; Barack Obama, el actual presidente, es hijo de un Keniano, y muchísimos ejemplos más…) decidió en la elección del 8 de noviembre que el discurso de Donald Trump, incluido la construcción de muros, deportaciones y soporte racista, como el exlíder del Ku Klux Klan,  David Duke, es el bueno, es el convincente. Estados Unidos decidió que no somos tan similares los latinos a ellos, que ni con 25 millones de electores latinos, su rumbo y el nuestro debe ser el mismo.

En la lectura clara de los inversionistas de las grandes corporaciones, pues si, resulta que a Estados Unidos le irá mejor sin la carga que México le representa y que nuestro país es, desde el 8 de noviembre un peor lugar para invertir; y es que, aunque no lo sea, una de las afirmaciones de Trump durante su campaña es que, en general somos ladrones, violadores y gente con problemas.

Hagamos un pausa y pensemos ¿Con un muro a lo largo de la frontera, México es 3.68% peor para invertir? Bueno pues, el muro aún no está y sin embargo en esa proporción hasta el día de hoy somos menos confiables. No olvidemos que el valor de la moneda de cada país también es un indicador de confianza, sea su respaldo en oro o en bonos el valor de la moneda significa que el país que la emite comprueba que su valor es cierto, que hay con que pagar lo que se adquiere con ella y claro también, la disponibilidad que hay en circulación de dicha moneda. El peso mexicano pasó de 18.54 el martes, hasta 21.54 pesos por dólar en la tarde del día de hoy, esto quiere decir dos cosas, que muchos dólares se fueron de aquí y que nuestra moneda no es tan de fiar. Aclaro, explicado muy superficialmente.

La preocupación de los mexicanos

spidercholoEl día de ayer circularon imágenes en redes sociales exhortando a consumir lo local, lo hecho en México. Como medida de “boicot” al futuro gobierno de Donald Trump; se exhorta a comprar en las tienditas de la esquina en lugar de en las grandes cadenas, a hacer el “súper” en los tianguis y hasta a comprar marcas de ropa locales y retirar cuentas en bancos extranjeros. Yo me enteré por un meme en mi whatsapp, uno de “Spider-Cholo”, que se parece poco a lo que acostumbra publicar, pero que me resulto interesante, sobre todo pensando que no es tan común ver tanta solidaridad en memes cómicos. Algo cambió tras la victoria de Trump.

Me han llegado a mi Whatsapp un sinnúmero de imágenes muy similares o con el mismo texto de personas que no creí que estuvieran interesadas en cuestiones de economía, de solidaridad nacional o de política, pero tan desesperanzador ha resultado el hecho que, en una banca de la plaza de armas de Morelia escuche a un bolero platicar sobre el código de barras 750, número con el que comienzan los códigos de barra de los productos hechos en México. Nunca le había prestado atención a los códigos de barras, salvo aquella vez en que también en redes se incitó a no consumir productos con el código 871 (Israel) tras el lanzamiento el 8 de julio de 2014 de la Operación Margen Protector en la franja de Gaza por parte de Israel, que dejó como resultado 2310 muertos, según el ministerio de salud de Gaza, 475000 desplazados y 283220 refugiados según la ONU [1].

Consumir lo hecho en México

mexico-750Como medida preventiva ante un desastre de bloqueo económico, cierre de fronteras y deportación masiva de compatriotas (Las remesas enviadas al país por parte de trabajadores mexicanos en Estados Unidos en 2015 superaron en 33% los ingresos percibidos por parte de la renta petrolera, es decir 24 mil 770.9 millones de dólares vs. 18 mil 524 millones de dólares), suena magnifico, pero de entrada ¿por qué aplicar este tipo de medidas solidarias hasta que el panorama es poco alentador? Pudimos empezar hace mucho y quizá nuestra economía sería más solida; es nuevamente el viejo cuento de “Ahogado el niño a tapar el pozo”.

El principio de la economía auto fortalecida es indiscutible, de hecho es una de las propuestas de campaña de Trump, recuperar de la fuga empleos delegados a otras economías para abaratar costos, renegociar tratados de libre comercio y promover mejores planes fiscales a los empresarios para traer inversiones, bueno, llevar inversiones a su país. A eso se le llama paternalismo, favorecer a los propios en la competencia contra los ajenos. ¿Esto es una injusticia?

¿Cómo funciona la economía de un país?

El mecanismo que opera solidariamente nuestra economía y la del gran vecino del norte, está basado en la colaboración empresarial, recordemos que el modelo económico americano es capitalista, y consiste en la posibilidad de que al país le vaya bien si a sus empresas les va bien, en el supuesto de que generan empleo al crecer, derraman capital en los lugares donde se sitúan y aportan a los gobiernos mediante el pago de impuestos e inversión, hasta en diversos sectores en los que al gobierno le mermaría si los mantiene por propia cuenta (educación, salud, pensiones). Estamos unidos con los Estados Unidos por que las empresas americanas invierten en México y brindan todos estos supuestos beneficios, y porque algunas empresas mexicanas tienen la “posibilidad” de realizar lo mismo en territorio estadounidense aunque en menor escala.

¿Qué tan nuestro es el código 750?

codigo750Comencemos por aclarar que los códigos de barras son una referencia primero al lugar de etiquetado, o si se quiere imaginar así “de producción”, cosa que no es necesariamente precisa. Un producto como la cerveza Carta Blanca, que tiene el código 750 y fue la primera producida por la Cervecería Cuauhtémoc en 1890, suena a que es totalmente mexicana y que comprarla en lugar de una Bud es mejor para nuestra economía… ¿Verdad? Pues resulta que en 1985 la cervecería Cuauhtémoc se fusionó con la Moctezuma y a su vez en 1994 fue adquirido el 22% de esta empresa por Labatt Brewing Company y en 2010, el 20% de las acciones de esta compañía (Propiedad de Femsa de la cual The Coca Cola Company posee un 31.6 %) fue intercambiado por acciones de Heineken International. ¿Qué tanto es mexicana la cerveza Carta Blanca? Casos similares, Sabritas, Gamesa y Sonric´s, estas otras del grupo Pepsico.

La triste realidad del código 750

14956374_608800879304564_8063636851242829553_nQue un producto sea etiquetado, producido o ensamblado en México, no significa que sea obligatoriamente mexicano, ¿Acaso un vehículo Chevrolet, deja de ser de la General Motors Company solo por ser ensamblado en Silao, Guanajuato? De ninguna manera, otro ejemplo peor de engañoso es el de las motos Italika (de grupo Salinas), ninguna parte es mexicana, solo son ensambladas en Toluca y aun así se hacen llamar “Una empresa 100% Mexicana”. No basta con revisar el código 750 para adquirir e ilusoriamente creer que le traemos un beneficio por esto al país, en muchos casos llega a ser tremendamente perjudicial, recordemos el reciente caso de Lexmark y sus 120 despidos por denunciar practicas esclavistas (sueldos de miseria de entre 600 y 700 pesos semanales)[2] en su planta de Ciudad Juárez, aquí en México.

Vayamos más allá: comprar en una tiendita de la esquina si hace una cierta diferencia, pero  cuando realmente hacemos un cambio significativo es cuando nuestros alimentos dejamos de comprarlos en el supermercado y pasamos a comprarlo a nuestros campesinos, sacamos del juego a las grandes cadenas, a los intermediarios y hasta al gobierno (yo no he visto sello del SAT, ni código de barras alguno en los chayotes que compro cocidos en el tianguis del marcado). Se puede decir que en este tipo de compras se fomenta la ilegalidad, pero lo legal no siempre es lo justo, y este es el mensaje que manda el señor Trump a sus partidarios al exigir una renegociación o franco fin de participación en el tratado de libre comercio con México y Canadá, el tratado es legal pero a él no le parece justo.

El proteccionismo de Trump

trumpEl presidente electo ha dicho que México se lleva toda la ganancia y sin duda esto tuvo mucho eco entre sus partidarios o de otra manera no lo serian. Los “olvidados” como él los llamó en su discurso tras anunciarse el triunfo, padecen la falta de oportunidades que aparentemente los mexicanos se llevan, padecen las carencias que les produce lo “injusto” del tratado, se ven “privados” de los beneficios económicos de los acuerdos comerciales que su país realiza, y esto puede que sea cierto, son sin duda víctimas de la desigualdad que en su país se da, pero lo que el señor Trump no les dijo es que si, en efecto lo que los tratados consiguen no alcanza para mantener a esos “olvidados”, a los mexicanos y al dinosaurio que vive en su país (tambien en el el nuestro) y consume y acumula el 99% de la riqueza del mundo. Su discurso es algo así como “Si ustedes no tienen pan, es porque los mexicanos se quedan todas las migajas” teniendo gente como él, Rupert Murdock y los hermanos Koch, lleno el canasto.

¿Pésima actuación del gobierno de México?

joder
Enlace al artículo: 7 formas de joder a México.

Nosotros tenemos también un súper dinosaurio que consume demasiado. Teniendo un país vastísimo en recursos naturales, privilegiado geográficamente, con una población joven y con un ingenio del que no dejamos de jactarnos ¿Por qué tendríamos que vernos en una situación tan preocupante ante las decisiones que se toman en otro país? Pues, es que dependemos de ese país.

Tenemos a los Estados Unidos metido hasta el tuétano, es vergonzoso que llegue más dinero desde estados unidos por la venta de mano de obra que por la administraciones de nuestra empresa petrolera (PEMEX), quiere decir que quien lo administra, como negociante es sencillamente incompetente. Un gobierno incompetente financieramente solo consume recursos, no los genera; un gobierno corrupto aunque los genere los roba, un gobierno que no trabaja para su pueblo, cobra y entrega lo robado. Y desafortunadamente el nuestro es todo lo anterior. El gobierno mexicano tiene impreso el código 750, pero quien sabe donde esté hecho.

Ser solidarios

Sin duda, todas las propuestas de los memes tienen razón, pero tenemos que revisarlas. Actúan bajo el principio de la solidaridad nacional, del compañerismo, de la justicia interna. Es preocupante que hasta que tenemos una crisis común decidamos solucionarla; que hasta que tenemos un mal con un nombre le combatamos, es triste que para muchos americanos ese enemigo se llame México, y es que tenemos tanto en común… a tal nivel que ni un pueblo pobre ni el más rico del mundo tengamos la capacidad de procurarnos como hermanos en lugar de vernos como enemigos. Por el momento nos queda entre mexicanos ser más solidarios que nunca, sacar de nuestra justica a los verdaderos parásitos, aquellos que nos confrontan para poder seguir viviendo de nuestra sangre y sudor.

[1] http://www.ochaopt.org/documents/ocha_opt_sitrep_26_08_2014.pdf

[2] http://www.proceso.com.mx/425997/trabajadores-despedidos-llaman-a-boicot-contra-lexmark-por-abusos-y-explotacion-laboral

Gracias por compartir:

El justiciero reconocido

Gracias por compartir:

El pasado 31 de octubre fueron encontrados los cuerpos de 4 sujetos a la orilla de la carretera México – Toluca, cerca del kilómetro 37. Sobre el justiciero, en los noticieros se apresuraron a dar la información de que posiblemente se trataba de ejecutados victimas del crimen organizado, que en el Estado de México  hasta hace poco, según las autoridades, no tenía presencia. No estaban embolsados o encobijados, no presentaban huellas de tortura ni estuvieron acompañados por narco mensajes, ni siquiera fueron despojados de sus pertenencias.


lottColaborador: Álvaro Lott (Michoacán) Ciudadano de a pie, gente común, espectador del mundo, participante de su momento. tw @DynamicOpinion 

Otro justiciero

El 15 de junio de este año (2016) apareció en los mismos noticieros el testimonio de una mujer que fue asaltada y violada en un autobús de la empresa ETN que se dirigía de la Ciudad de México a San Luis Potosí, el delito fue cometido sobre la carretera México – Querétaro el día 7 de Junio. A raíz de la exhibición de este caso salió a la luz un video de otro asalto y violación con el mismo modus operandi ocurrido en el mes de mayo, en aquella ocasión le tocó a una joven de 19 años. Este es el vídeo:

 

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad hasta el mes de septiembre se habían denunciado 800 asaltos al transporte público en territorio mexiquense.

Una película que lo ilustra bien

En 1974 se estrenó la película “Death Wish”, protagonizada por Charles Bronson; en ella se narra la lamentable historia del arquitecto Paul Kersey, a quien un grupo de asaltantes le mata a la esposa y le viola a la hija, lo que le hace convertirse de un hombre bueno y ejemplar a un peligroso justiciero, pero también ejemplar. No digo “le matan y le violan” de forma machista como aludiendo que son de su propiedad, más bien lo hago para dejar llanamente claro que el protagonista es también una víctima y en eso se centra la historia; no hay otra más actual para México.

Si bien la película se desarrolla en el Nueva York de mediados de los 70´s, hace poco más de 40 años, hay un paralelo muy notorio con la situación que se vive en lugares rurales y urbanos del México de hoy día; tanto así que la cinta parece una mezcla entre profecía y receta de cocina de lo que empieza a suceder: Crímenes sin resolver, policías insuficientes y deficientes, burocracia, corrupción, políticas desconectadas del ciudadano, delincuentes impunes y medios de comunicación con mucho poder, son la lista de ingredientes para preparar ciudadanos hartos.

Por los problemas de inseguridad

justiciero de toluca
Foto: Radio Fórmula

Los agravios que se comenten contra el ciudadano por parte de quien sea, delincuencia, policía, gobierno, mismos ciudadanos, ejército, etc. Es una obligación del estado resolverlos, es su obligación hacer justicia y resarcir el daño, para eso existen toda clase de instituciones pagadas por el propio ciudadano a través de sus impuestos. Cabe la posibilidad de fallas en la impartición de justicia, pero es un derecho exigir que sea impartida, si la institución falla, se debe acudir a otra a fin de que se corrija su funcionamiento y cada caso tenga solución. Hay un problema serio, cuando la falla institucional es generalizada y el estado queda impedido para atender los asuntos que le dan origen y sentido, es cuando el estado está fallido.

Al igual que a miles de mexicanos, al señor Kersey le mandaron su caso a la congeladora. Al estado parece olvidársele que las personas no son casos, si no la esposa, la hija o el patrimonio e incluso la vida entera como lo fue para el señor Kersey. Se le olvida que el dolor y el hartazgo no se pueden poner en lista de espera, y que los 5 minutos en la que la señorita burócrata platica en lugar de tomar declaración, pueden ser los 5 minutos más angustiantes para un padre de un niño robado; se le olvida que el medio día en que se rascan las pelotas y toman el café sin trabajar los judiciales, pueden ser vitales para un desaparecido, incluso que media hora en una sala de espera en un hospital pueden ser un parto en la banqueta o un desangramiento en un pasillo. Pero todo tiene un límite.

Esa decepción que produce la constante y pasiva (o nula) respuesta de las autoridades hacia el ciudadano, genera un sentimiento de indefensión en muchos, en casi todos, pero tampoco todos tienen la mecha tan larga  y una vez iniciado el fuego, la pólvora con poquito estalla. Si no se te da respuesta pidiendo justicia, la tomas, aunque sea por propia mano.

En México sabemos bien de eso

Fue en Apatzingán: sucedió algo muy parecido, pero a otra escala. Aquel febrero de 2013, hartos de la pasividad y hasta la complicidad que tenía la autoridad ante el crimen organizado, un grupo de comerciantes y agricultores decidieron tomar las armas y defenderse. Ya les habían violado a las hijas, y les mataron a la esposa, les robaron su patrimonio, y quitaron la vida ¿Qué más les quedaba perder? Ahora sabemos que también la libertad, eso que también te lo pueden quitar los delincuentes.

mireles_detenido_1
Foto: Vanguardia.com

Aquel movimiento muy sonado, vapuleado y calumniado en los medios, es un ejemplo también del hartazgo, del deseo y la necesidad de justicia, pero también es un ejemplo de la torpeza, incapacidad y hasta estupidez del estado mexicano, pues el origen del problema fue justamente su incapacidad de dar respuesta y solución ante la delincuencia, y es que ¿Qué serpiente muerde su propia cola? Aun así, este movimiento, no generó una empatía mayúscula en la población urbana, en parte por qué sucedía en una ranchería equis de un lugar equis, y en mayor parte por lo tendenciosa y contraria que era la información que se daba sobre las autodefensas. José Manuel Mireles, el Justiciero de Apatzingán sigue en la cárcel.

Ser víctima para actuar

Cuando el delito, el hecho horrible, no sucede en un lugar lejano si no toca a tu puerta y es tu día a día cambia la perspectiva. Cuando eres la víctima, cuando eres quien se para durante horas a denunciar un hecho que, sin ningún respeto, para que te devuelvan a tu casa o hasta te encierren por algo que no cometiste; entonces, sólo en ese “entonces”, después del diario penar, es cuando llega el hartazgo y cuando a alguien decide tomar un calcetín con monedas y darle un buen golpe al asaltante. Paul Kersey se dio cuenta que también podemos dar golpes.

La motivación para cambiar un lápiz por un revólver o un arado por una escopeta siempre está latente. Sí, es la sociedad la que puede convertir a un hombre bueno en un delincuente, es la que puede hacer de un buen hombre un asesino, pero el estado debería procurar que esto nunca sucediera. Para un gobierno metido hasta las manitas en el delito, es más fácil perseguir a un justiciero y exhibirlo en televisión que atrapar a miles de delincuentes, sacarlos de sus oficinas, de las comandancias, del gobierno y ponerlos a disposición aunque sean sus familiares. Aunque no de manera directa. ¿A cuanta gente habrá matado Javier Duarte robándoles el presupuesto para salud, para seguridad, para carreteras y educación? Es una burla que Semeí Verdia, “El justiciero de Ostula”, haya caído preso por “robar” un rollo de alambre que, para empezar, no existía.

Volviendo a la película

Cuando el “Justiciero de la Ciudad” comenzó a hacer justicia en Nueva York, vomitó; matar no es algo a lo que un hombre esté acostumbrado, si los 4 muertos de la Marquesa nos causan vómito, es porque el pueblo no está acostumbrado a matar; sin embargo ya era inevitable. Dentro de la historia nos cuenta qué sigue en la película, el gobierno se lanzará a perseguir a este justiciero, para no quedar en ridículo, para que no surjan imitadores y más profundamente para evitar que el señor Kersey siga matando, para que la gente no se dé cuenta que podemos hacer caer a los delincuentes.

La película termina con el justiciero huyendo, cómplice de un policía con buen juicio, de esos que saben que no siempre lo correcto es lo legal. Sin embargo se ha anunciado que el “Justiciero de la Marquesa” podría terminar pagando con 240 años de prisión por acabar con lo que la podredumbre social en México le puso en el pasillo del autobús; y es muy seguro que lo busquen hasta debajo de las piedras para encontrarlo, porque no es lo mismo para un político mexicano ser exhibido robando (Duarte), que perdiendo poder (el justiciero).

Vean la película, en verdad vale la pena, seguro van a pasar un mal rato dentro de ella. Sobre todo ahora que la discusión de portar armas está sobre la mesa.

Gracias por compartir:

Cuando “la calle” significa violencia

Gracias por compartir:

Hoy 29 de octubre de 2016, el socialista Mariano Rajoy será elegido presidente del Gobierno de España. Eso si todo sale como está previsto, pues el político gallego necesita la abstención de otros partidos para formar un gobierno en minoría. Al mismo tiempo, en “la calle”, grupos de extrema izquierda se manifestarán en contra de lo que ellos llaman un “golpe de estado”. ¿Buscan violencia?

Para los que no estén familiarizados con el diccionario comunista, golpe de estado es todo aquello que ellos no promueven. Que un gobierno cambia una ley, golpe de estado; que otro gobierno deje de despilfarrar dinero, golpe de estado; que encarceles  a sus amigos los terroristas, golpe de estado. Que los ciudadanos organicen una manifestación en contra del dictador Maduro, golpe de estado. Que ellos organicen la manifestación, fiesta de la democracia.

jesus-garcia-barcala-285Colaborador: Jesús García Barcala, nacido en México, radica en España desde hace muchos años. Escritor ya de 3 obras de carácter histórico o científico. Creador del exitoso blog Ciencia Histórica y del canal de YouTube: Sapiensalada

Los de siempre

pablo-iglesias-violenciaNo es casualidad que el líder comunista en España, Pablo Iglesias, recientemente haya hecho un llamamiento a “tomar la calle”. Al no ver cumplidas sus expectativas de poder porque los ciudadanos españoles se niegan a darle una mayoría, hay que tomar la calle. Y qué significa eso, pues nada más y nada menos que violencia.

Ya, ya, sus seguidores dirán que no, que sus manifestaciones son pacíficas. Todo es alegría, una “celebración”. Claro, cuando los violentos lanzan piedras y palos a la policía, los responsables son “maderos” sin uniforme. Cuando rompen cristales, queman contenedores y destrozan mobiliario urbano no son ellos. Es pura casualidad que esto sólo ocurra en manifestaciones anti-capitalistas.  

Pero a nadie engañan, Conocemos su ideología, conocemos a sus líderes, la violencia está en su sangre, la violencia es la marca de la casa.

La calle no es un campo de batalla

Me parece muy bien que los ciudadanos se manifiesten, de hecho, es muy saludable en un país con ciertas libertades. Es verdad que España no es una democracia, pero tampoco es una dictadura. Se puede protestar muy bien saliendo a la calle, pero sin violencia.

Durante la primera legislatura del presidente por accidente, millones de personas se manifestaron en las calles en contra de sus políticas pro-terroristas. Pero había una gran diferencia entre aquellas muchedumbres y las que alienta el señor Iglesias. En aquel entonces salían familias enteras con niños, y nunca había un altercado. Con las turbas comunistas, la moda es ir encapuchado. Por algo será.

No olvidemos que Podemos defiende al individuo ese que llevaba una bomba en una huelga general, el “Alfon”. Lo dicho, los comunistas siempre han defendido la violencia, cuando ellos la practican. Que si lo hace otro, de fascista no lo bajan.

La violencia innata

El señor Iglesias nos ha dejado más de una prueba por su gusto por la violencia. Nos ha dicho cómo él personalmente golpeó a unos “lumpen” de clase social más baja porque le querían robar su propiedad. Se ha disculpado por no estar en la calle rompiéndole la cara a los “fachas”. Ha dicho que le “emociona” ver a un grupo de violentos golpear a un policía. Y no sólo eso.

Apoya a terroristas como Arnaldo Otegui, a quien considera un amigo. Defiende regímenes totalitarios como el de Cuba, el de Venezuela y el de Irán. Jamás ha declarado estar en contra del terrorismo islamista, más bien justifica los atentados. Habla mucho de “Amor” y Felicidad”, pero su comportamiento destila violencia.

Y claro, tomar “la calle”, para él y sus cómplices, es machacar a la policía con la esperanza de que esta responda y el comunismo tenga un mártir. Salir a “la calle” es provocar el enfrentamiento entre sus seguidores y el resto de españoles. Apoderarse de “la calle” es buscar, o provocar, la inestabilidad social y política, para ver si pescan en río revuelto.

Desprecio por la democracia

Al señor Iglesias y a sus cómplices les molesta mucho que la gente no les vote. Lo vimos después de las últimas elecciones en las que Podemos participaba. Si no han ganado ellos, es porque los viejos votan; si no han ganado ellos, es porque los españoles son unos idiotas. No pueden entender que la mayoría de españoles rechaza sus anticuadas y nefastas políticas.

No pueden entender que la mayoría de españoles no quiera que España se convierta en la Venezuela actual, que este señor ayudó a corromper. Y como los españoles no les votan, quieren tomar el poder por la fuerza.

Spain's Prime Minister Mariano Rajoy gestures during a news conference at Madrid's Moncloa Palace August 3, 2012. Spain inched closer to seeking a sovereign bailout on Friday as Rajoy opened the door to a request, although he said he needed first to know the attached conditions as well as the form the rescue would take. REUTERS/Susana Vera (SPAIN - Tags: POLITICS BUSINESS) EUROZONE/SPAIN-BAILOUT
Mariano Rajoy, Primer Ministro español. Foto: REUTERS/Susana Vera.

Para este señor y sus seguidores, el hecho de que los socialistas del PP formen un gobierno gracias al apoyo de los socialistas de Ciudadanos y la abstención del Partido Socialista Obrero Español, es un golpe de estado. Personalmente no me gusta este sistema partitocrático, pero decir que es un golpe de estado es más que una hipérbola.

Claro, si esos mismos partidos se hubieran abstenido para permitir un gobierno de ultra minoría de Podemos, entonces hubiese sido lo que quiere “la gente” (lo de “la gente” lo dejamos para otro artículo). La doble vara de siempre con la izquierda.

No hay mayor intolerancia, no hay mayor evidencia de fascismo que no respetar la opinión de la mayoría. No hay mayor prueba del desprecio que Podemos y sus aliados sienten por la voluntad de los ciudadanos. No es algo nuevo en los comunistas, enemigos de la libertad y de la democracia, pero sí que logran engañar a los menos educados, a los menos instruidos.

Esperemos no pase nada

violencia-twit

Publicaré esto unas horas antes de la manifestación de Rodea el Congreso. Veremos cómo se comportan los que hasta ahora siempre han demostrado ser promotores y practicantes de la violencia. Casi puedo garantizar que habrá violencia. Espero equivocarme.

A estos hombres y mujeres no les interesa la democracia, lo que quieren es calentar las cosas, a ver si la pólvora estalla y pueden ellos meterse en el gobierno sin que la gente los quiera, como hicieron en San Petersburgo en 1917, y como ya intentaron hacer en España en 1936.

Si pierden, también ganan, pues podrán ir de víctimas otros 70 años y seguir viviendo del cuento, o sea, de las subvenciones. Los que siempre perdemos con los comunistas somos los ciudadanos.

 

 

Gracias por compartir:

Un cuento para no ir a la escuela

Gracias por compartir:

Un cuento para no ir a la escuela

Eran las 8 y cacho de la noche, acompañé a mi hermano a llevarle gasolina a nuestro amigo Martín porque se le había quedado el carro a unas cuadras de su casa. Nos invitaba un trago o un refresco en agradecimiento por el aventón, pero mi hermano trabajaba por la mañana y yo tenía una gripa del demonio, aun así nos quedamos a platicar un rato y a fumar un cigarrillo, a que se fumaran un cigarrillo mejor dicho.

Las ideas surgen

Teníamos días buscando quién pudiera transportar a mí cuñada desde Zitácuaro a un poblado en Villa Victoria y de eso hablamos. Hay camiones regulares a donde ella trabaja, pero pasan muy antes o muy después de su horario de entrada y eso le significaba levantarse a las 4 a.m. para llegar a su escuela a las 8 y desperdiciar una hora y media entre que el camión llegaba a Villa Victoria y lo que salía el taxi hacía el pueblo del que no recuerdo el nombre. Para empezar, de eso nos pusimos a platicar Martín, Job y yo.

Hay muchos maestros que están en esa situación y lo resuelven juntándose entre varios y pagándole a alguno mismo de sus compañeros por el ride. Por ejemplo, habiendo 5 maestros, si uno de ellos le pone 200 pesos de gas a su carro y se cooperan de a 50, le sale gratis el viaje al dueño del carro y lo que gastaría en pasaje queda para el mantenimiento del auto; es la, nada nueva, forma en que operan muchas de las aplicaciones de internet para viajes.

Un Atos Hyundai como el de mi hermano haría el recorrido ida y vuelta desde Zitácuaro hasta el lugar de trabajo de mi cuñada con menos de 200 pesos de gasolina, si a 4 maestros les cobrara 50 pesos por transportarlos de ida y 50 también por la vuelta, tendría una ganancia de 200 pesos diarios, a la semana 1000, en una jornada diaria efectiva de solo 3 horas. Desde luego él no podría, ya que trabaja con un horario fijo, sin embargo nos pareció muy buena opción como una ayuda para el salario; pensamos en  2 o 3 viajes diarios y sus respectivas ganancias, desde luego no contemplamos que tan legal sea esto, pero mucha gente lo hace sin importarles demasiado el seguro de viajero.

lottColaborador: Álvaro Lott (Michoacán) Ciudadano de a pie, gente común, espectador del mundo, participante de su momento. tw @DynamicOpinion 

Los tres sabemos manejar, y los tres cursamos una carrera de 4 años, y la cifra que nos daba hacer 2 viajes completos al día se acerca espantosamente a lo que Martín gana por trabajar también de lunes a viernes, pero 8 horas diarias. Incluso 8 mil pesos es más del doble de los que ganábamos los 3 en nuestros primeros empleos. Nos reímos diciendo que -mejor ni hubiéramos estudiado - . Ya tendríamos casa propia; y eso muy probablemente sería cierto, como lo es para muchas de las personas que no tienen la “oportunidad” de estudiar y tienen (o deciden) que trabajar más prontamente.

banquetaSeguimos abundando y fantaseando en lo mismo, sobre ese transporte “pirata” (aunque más bien yo le llamaría colaborativo) y pensamos incluso en combis o de plano vivir de llevar y traer estudiantes de Zitácuaro a Morelia, y cada cuenta guajira que hacíamos nos daba mejores dividendos que los que dan nuestros sueldos promedio.

Yo me concentré en lo injusto que parecía haber trabajado en un Call Center por 3 mil pesos al mes teniendo coche, pero pasé por alto la situación de muchos compañeros de carrera. Entre las risas y burlas irónicas de nuestra suerte, Job me preguntó que a mí cuanto me pagaban por una revisión ortográfica de tesis (trabajo de una semana, según el caso). Me cayó una cubetada de agua fría al responder en seco, dije “$500 pesos, eso pagan”, aunque yo nunca he revisado una. Pensé en todos mis compañeros de la facultad de letras que viven de dar 2 horas diarias de español en prepas, horas de $60 pesos o menos, y traté de consolarme a mí mismo añadiendo: -Pero ninguno de ellos maneja-, y volvimos a reír, aunque creo que a todos nos quedó un poco de pena.

Mis compañeros de la facultad de letras viven de dar 2 horas diarias de español en prepas Clic para tuitear

Trabajar

Para medio cambiar de tema, nos enfocamos ahora en que de por sí, casi nadie manda revisar sus tesis, que una que otra que hemos leído en las bibliotecas de nuestras universidades parecen más bien trabajos de compilación mal ensamblados, que hemos leído documentos de licenciados, abogados y periodistas, que si tacháramos cada error que le encontráramos parecerían panteones y que saber escribir y leer bien es muy necesario pero…  Francamente a nadie le importa porque no es redituable (le pasa también a los servicios de salud). Digamos que quisieron ser condescendientes con mi profesión, para que no me apachurrara. De cualquier modo no dijimos mentira alguna, nada que nadie supiera.

cuento para no ir a la escuela, nocturna

Era de noche

Fuimos profundizando, como en cualquier conversación, y surgieron muchos casos similares, un amigo de desarrollo comunitario trabajando en Woolworth por $8500 al mes, un amigo ingeniero agrónomo dando 3 horas semanales de biología en una prepa, un amigo contador al que le quieren pagar como practicante, hasta un amigo médico trabajando con el Dr. Simi por 11 mil; pero eso si, tal cual el IMSS despachando hasta 40 pacientes por turno. Nos dimos cuenta que para el caso de los de letras, no es la sobre oferta de licenciados, si no el desconocimiento de la profesión y una generalizada relegación de la lectura y la escritura, aunque se ocupe a nadie le importa (Insisto, al gobierno no le genera dinero).

No gratis, los mexicanos damos la penosa cifra de leer 3.8 libros al año según el INEGI, donde por cierto yo trabajé. Para las otras profesiones (revisando de manera muy general y dándome un explícito y conmutable favor) encontramos dos factores importantes, primero que hay una sobreoferta que genera deprecio, y una proliferación de universidades patito que vomitan licenciados exprés, y que al tiempo que contribuyen con la sobreoferta, generan un abaratamiento del prestigio de la profesión. Digamos: tan licenciado es un egresado de la UNAM, como uno del Tec de Monterrey, como uno del CESOM ¿Sabe usted en donde está o qué es?. Para el gobierno, las universidades patito son lo que las empresas fantasma para un corrupto, sirven para simular, pero en realidad son patrañas.

Cólicos de Banqueta

No fue todo de lo que hablamos, pero fue algo que directamente nos tocó fibras y es que muchas veces antes nos preguntábamos como era posible que algunos amigos al salir de la prepa eligieran no estudiar y ya estuvieran en mejor situación económica que nosotros (sin contar los políticos, a esos no es precisamente el trabajo lo que les brinda una holgada situación económica). Es desmotivante, honestamente el panorama profesional del país es poco prometedor y no lo digo en base a uno de tantos estudios pagados para decir lo que a alguien le conviene, lo digo desde la experiencia ajena y propia, quizá por esto exista fuga de talentos.

Pensamos en quienes trabajan en gobierno, y como es que han llegado allí y tal vez el gobierno no funciona porque no está integrado por la gente idónea para cada cargo, generalmente son allegados a quienes poseen cargos importantes quienes ocupan los cargos de más abajo, en una cadena interminable de amiguismos y compadrazgos.

Más trabajo

Sobre el tener un trabajo de 8 a 5 en alguna empresa, Martín dijo que esa era la idea que le vendían a nuestros papás para salir adelante y Job le completó diciendo que si, por que a alguien más le convenía; y yo creo lo mismo.  La promesa de crecimiento en una empresa es posible pero poco probable, y del trabajo duro poco se beneficia quien lo realiza; el trabajo duro hace ampollas, no millonarios, si fuera como nos lo venden, todo esclavo sería millonario y no es así.

De pensar en transporte pasamos a repensar el país, que locura. Cerquita de las 11 empezó a chispear. Martín nos despidió desde la banqueta de su casa y Job y yo nos fuimos en el Atos a la casa de mis papás donde yo estaba de visita. Bendita banqueta, ahora me parecía más claro y más injusto como es vivir en México.

Gracias por compartir:
A %d blogueros les gusta esto: