No, no me da la gana, ser una mujer sumisa y abnegada: consigna en la UNAM

Sumisa y abnegada: El Estado Mexicano pretendía que el homicidio de Leslie Berlín Osorio Martínez quien trabajaba en la Preparatoria 6 como intendente, de 22 años de edad, fuera considerado un suicidio, cientos de miles de jóvenes de la comunidad universitaria de la máxima casa de estudios del país, la UNAM, convocaron una marcha y exigieron que el gobierno frenara la evasión y considerara el crimen de Leslie como un feminicidio, para luchar contra este mal de manera frontal.

La mujer debe tener su espacio y tiempo

Con la consigna "No, no me da la gana, ser una mujer sumisa y abnegada", estudiantes marcharon por las calles de la CDMX y las instalaciones de la UNAM, la facultad de Filosofía y Letras, la de Ciencias Políticas y Sociales, el Instituto de Ingeniería y el edificio de Rectoría, para romper de una vez por todas con este absurdo mal. Las mujeres exigen el lugar que les corresponde, son iguales a todos y es un tema que se remonta al Renacimiento en Italia y que no ha podido ser superado.

¿Quién dice que un hombre vale más? ¿Quien dice que la mujer vale menos? Es más, ¿quién cree que los seres humanos se pueden clasificar? Todos tenemos estrictamente el mismo valor, independientemente de género, raza, preferencia sexual o credo. Hay corrientes políticas e ideológicas que pretenden dividir a la población con ideas de este tipo, pero ya no debería sorprendernos, ha sucedido históricamente.

Consignas que gritaban:

"No, no me da la gana, ser una mujer sumisa y abnegada".

"Mi cuerpo es mío, yo decido, tengo autonomía, yo soy mía, por que no, que te dije que no".

"No no no, no es un hecho aislado, los feminicidios son crímenes de estado".

 El problema y la necesidad de cambio social

sumisa y abnegadaSegún la ONU, en México se cometen el 50% de los feminicidios cometidos en América Latina y en 22 estados hay posibilidad de señalarse la llamada "Alerta de Género" que al menos es un primer paso para acabar con este mal, reconociendo la existencia del mismo: "ninguna mujer sumisa y abnegada", debe ser nuestra propia consigna.

Te invito a una reflexión: ¿alguna de tus actitudes es discriminatoria? ¿consideras que hay personas de menor valor que otras? ¿eres xenófob@? ¿homofóbic@? ¿gritas a otr@s? Bueno, si respondes que sí, eres parte del problema. Ayúdate y ayuda a otros a cambiar estas "homicidas" actitudes, porque permitiéndolo aunque parezca inocente, se colabora con la existencia de estos problemas sociales.

Sumisa y abnegada

Es tan serio que sólo en la CDMX de 2011 al 2016 ocurrieron 291 feminicidios. Eso de los casos reportados, denunciados. "Es terrible que incluso en lugares seguros como las instalaciones de las diversas escuelas de la UNAM ocurran este tipo de delitos" indicó Amnistía Internacional (nota).

Mi cuerpo es mío, yo decido, tengo autonomía, yo soy mía, por que no, que te dije que no. Clic para tuitear

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 1645 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

2 respuestas a No, no me da la gana, ser una mujer sumisa y abnegada: consigna en la UNAM

  1. ABNEGADAS Y SUMISAS

    “Abnegadas y sumisas, corazón . . . hecho cenizas.”

    ¿Por qué sumisas, tan abnegadas?,
    ¿qué, sus personas, están negadas?,
    si son la gloria, lo más perfecto,
    de Dios, mujer, . . . ser predilecto.

    Muy abnegadas y muy sumisas,
    siempre postradas, rezando en misas,
    muy abnegadas y muy sumisas,
    hechas jirones, sus almas trizas.

    “Amas de casa”, presas, trabajan,
    pobre autoestima, más se rebajan,
    en el fogón, en la cocina,
    cruel tradición, que las lastima.

    Fuerte “torteando”, manos quemando,
    friegan y cargan, con mazo dando,
    cumplen labores, hasta inhumanas,
    todas sus penas son infrahumanas.

    Reciben golpes, sin decir nada,
    maltrato, abuso, que las degrada,
    así humilladas, ni se dan cuenta,
    en la ignorancia, que se acrecenta.

    Piensan que ese es su destino,
    pierden su vida en el desatino,
    nunca denuncian, se paralizan,
    por ese miedo, no se realizan.

    Culpa del hombre, el más inculto,
    son un tesoro, silente, oculto,
    esclavas, sombras, sin libertad,
    social miseria, su realidad.

    Van denigradas, por siempre expuestas,
    muy explotadas, ¿qué, no hay respuestas?:
    veo la justicia, miro vereda,
    que deja huella imperecedera.

    Bendito amor, las encamina,
    Virgen, semilla, que ya germina,
    divina magia de una mujer,
    que cubre al mundo con su querer.

    Alto al machismo, la misoginia,
    cortar de tajo tal ignominia,
    “más vale sola, que acompañada,
    si tu “pareja” . . . no te da nada.”

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., 25 de noviembre del 2014
    Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *