Las grandes conspiraciones mundiales de nuestro tiempo

Se supone secreto, ventajosamente lo sabemos. Conspiraciones serían acciones silenciosas para atacar o realizar acciones en contra de alguien, y se supondría, generalmente, en contra de un Estado o un gobernante.

Las nuevas grandes conspiraciones

Estamos en una época en la que veremos grandes cambios a nivel mundial. Las sorpresas consecutivas de la que llegó a llamarse la primavera árabe, no sólo se repetirán, sino que se multiplicarán, especialmente en el mundo occidental. Pero hay muy malas noticias para la población, más que para sus gobiernos.

¿Qué es una conspiración?
Acuerdo secreto contra algo o alguien, especialmente contra el estado o el soberano. Es un conjuro sedicioso para derrocar a un gobernante.

Cientos de organizaciones secretas en el mundo en contra del llamado stablishment, procurando atacar sus fuentes financieras o procurar mermar su poder y control. Aquellas "castas" de grupos poderosos o gente rica, de forma contradictora a como se pensaría, refuerzan su dominio y fuerza cada vez que se les ataca.

¿Autoataques?

grandes conspiraciones del mundo actualQuienes ostentan cierto poder en las sociedades actuales, desde hace ya algún tiempo, realizan autoataques, es decir, promueven ciertas "insurrecciones" con el fin de tener pretexto para incrementar su propia seguridad, sus fuerzas del orden y justificar legislaciones opresivas contra los conspiradores (que son ellos mismos).

El exceso de violencia del llamado "crimen organizado" ha orillado a cientos de medios masivos alrededor del planeta a limitar o no difundir material que podría ser apoyo para esos grupos criminales. ¿La consecuencia? Una sociedad menos informada del tema y el avance misterioso y silencioso de esas bandas delictivas.

Antecedente histórico

grandes conspiraciones del mundo actualWoodstock, California, 1969: un concierto masivo de más de medio millón de jóvenes estadounidenses asisten por tres días con drogas y música patrocinada por la CIA y el FBI, universidades como Stratford e y el Instituto Tavistock (todo documentado en diferentes fuentes) como experimento para conocer la forma de controlar a las masas.

En menos de 10 años, los principales paradigmas de Estados Unidos habían sido superados. Especialmente en aquella corriente de pensamiento que conocimos con la frase "amor y paz", esa intención de dar la idea a la población de "vivir la vida" y dejar que el gobierno sea tan "noble" de preocuparse por los grandes problemas de la humanidad como las guerras.

Hay más antecedentes, desde la liberación sexual hasta la conspiración gay. No podría entrar en detalles por ser demasiado extenso. A lo largo de este blog encontrarás mucha documentación. Sólo que queda evidenciado el interés por controlar y manipular a la sociedad, de modo que las "grandes mafias" dominen y esclavicen al resto de seres humanos.

¿Quiénes están conspirando?

Tradicionalmente se consideraba a un grupo conspirador, no tanto para derrocar a un presidente, sino para ser comparsa de ellos, de las élites del poder mundiales y locales; estos son llamados todavía los iluminatis. No han dejado de existir, sólo que ahora tienen más competencia.

Gracias al llamado Club Bilderberg, fundado a inicios del siglo XX, y con el apoyo del Instituto Tavistock, lograron imponer modelos económicos como el neoliberalismo, para adueñarse no sólo de grandes consorcios; ellos crearon o se apropiaron de rutas de mercado y control monopólico de bancos, medios de comunicación masiva, impulsaron o compraron leyes que les facilitaron todo ese camino.

¿Son una gran conspiración?

grandes conspiraciones del mundo actualEn realidad son mucho más que eso. Para empezar, no están tratando de derrocar gobiernos, ya son parte de su esfera de control. Como decía, ellos son los que hacen ahora las leyes, la democracia no existe, pues compran los cargos y luego se adueñan de los recursos. Sobornan a todos y luego los mandan a matar, teniendo también bajo su mando a los sistemas judiciales.

grandes conspiraciones del mundo actual

Quienes sí conspiran son aquellos que como yo, les denunciamos. La plataforma de Wikileaks de Julian Assange, el joven Aaron Swartz que se suicidó por ser perseguido en los EUA conocido como el hijo de internet, el autor de los libros sobre el Club Bilderberg y el Instituto Tavistock, Daniel Estulin, etc.

Aves de rapiña

Tras de todos ellos, los más poderosos, también hay un selecto grupo de grandes corporaciones que, en contubernio con los anteriores o en franca competencia, controlan diferentes esferas económicas o políticas en áreas comunes o con fronteras de influencia bien delineadas.

En los casos de guerra de mafias, o como yo les llamo, cofradías, hermandades malignas, los perjudicados somos nosotros. Pues su guerra es para ver quién es más poderoso, cuál de los grupos logra dominar más rápido al mundo.

Máscaras para ocultarse

Aunque es muy curioso porque ya no les interesa mucho pasar desapercibidos, pues su poder ha llegado a ser tan alto que no corren riesgos de ningún tipo, incluso en revoluciones están siempre detrás de ellas, incendiando a las poblaciones con disidencias agresivas o violentas, para presionar a gobiernos, derrocarlos, extraer sus riquezas naturales, etc., tienen también máscaras para esconder sus fechorías.

Su cinismo es una forma de disfrazar el robo y saqueo con acusaciones de conspiración, precisamente. Ya escucho hablar al dirigente del PRI, como un ejemplo fresco, de que ellos están luchando contra la corrupción, cuando todos sabemos que son ellos la personificación misma de los fraudes en México.

Al tener controlados a los medios masivos de comunicación, no les importa que yo no les crea. Repiten tantas veces la información que crean nubes de humo, cajas chinas o programas televisivos de diferentes categorías, para sembrar las dudas y dejarnos inactivos contra ellos.

Nuestras armas

La difusión de información sobre su modo de operar es una forma de frenar su avance. Ello también debe implicar la unidad de todos los afectados que, como se ha dicho, somos el resto de la humanidad. Esa es una bomba letal que, si incrementamos a la población consciente del problema, tendríamos más facilidad para contrarrestar los efectos de ese dominio pervertido.

La lectura conociendo la magnitud de este problema, con el poder que ésta tiene para permear en el resto de no-lectores, quizá llegue el momento de contar con abogados del diablo que faciliten su debilitamiento y destrucción. ¿Será realmente posible? ¿Qué opinas?

 

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 19150 ,

Acerca de joebarcala

Escritor veracruzano y poblano, nacido en 1967. Autor de: -Parábolas del servicio al cliente -Novela La Cofradía -Novela El sacerdote ateo -Novela Plan para derrocar al presidente
Esta entrada fue publicada en Análisis político y social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *