Daños a México en 23 años del Tratado de Libre Comercio (TLC)

Daños a México en 23 años del Tratado de Libre Comercio (TLC)

Gracias por compartir:

Salinas de Gortari dijo que heredaríamos a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos la "nueva grandeza mexicana". El Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) entró en vigor el 1 de enero de 1994 y en los tres países (México, Estados Unidos y Canadá) se anunció como un gran beneficio, traería empleos, aumentaría el crecimiento económico, reduciría la migración de México hacia Estados Unidos, incluso ayudaría al medio ambiente.

Prometieron que México sería un país desarrollado

Ya sabemos que creer a los políticos sale muy caro. Veamos un balance de la realidad, México está en realidad mucho peor de lo que estábamos antes de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio. Seríamos, prometieron, un país del primer mundo. Lo que no dijeron es que era un maldito experimento que unía comercialmente a países muy distintos.

Si Donald Trump pidió la renegociación del TLC en realidad debería beneficiarnos. Estamos en un agujero negro. Si a los estadounidenses les fue mal, según él, espere ver lo que le pasó a México. El TLC es un acuerdo comercial neoliberal, en busca de nuevos mercados para algunos grupos económicos poderosos.

El Tratado de Libre Comercio en el campo

Tratado de Libre ComercioLos campesinos se volvieron más pobres aún. 1 millón 780 mil campesinos abandonaron sus tierras a partir de enero de 1994, como lo informa la STPS (Secretaría del Trabajo y Previsión Social), esto porque la importación de productos del campo vinieron a venderse en México desde el extranjero. Fue entonces que el crimen organizado ocupó esas tierras para siembra de drogas.

También te puede interesar:

Suscríbete para recibir notificaciones de nuevas publicaciones
Libros gratis para descargar
Verdades sobre los ateos que los creyentes confunden
Expedir títulos es un negocio: universidades fraudulentas

Los campesinos vendieron o abandonaron sus tierras y las ocuparon los maleantes y más de un político interesado en buenos negocios. El Estado ya no financiaba, ni regulaba al campo (ideal neoliberal de permitir la competencia totalmente liberada), ni promovía la economía rural.

Se dispara el desempleo y la migración

Millones de campesinos migraron a las tierras estadounidenses, a las granjas de las grandes industrias que ahora necesitaban mano de obra barata. Muchos se quedaron también sin empleo en México, los grandes negocios ahora se encontraban del otro lado de la frontera.

En 2004, más de 100 mil hectáreas ya eran sembradas con drogas. Hoy son más de 200 mil hectáreas. Eso no se puede esconder ya. Miles de toneladas de droga viajan a Estados Unidos y otros países, incluidos europeos, y lo tienen que hacer, necesariamente, con la complicidad de las autoridades. No hay de otra. Al mismo tiempo, los narcos ya están metidos en la política, para asegurar sus negocios. Ya son lo mismo.

1990-2011

  • Se reduce el 40% del área sembrada en oleaginosas
  • Se reduce al 50% la producción de soya
  • 70% menos producción de arroz
  • De frijol perdimos el 40% de la producción también.

Promesas incumplidas nuevamente

Se prometió que alcanzaríamos la autonomía alimentaria pero en el mismo periodo pasamos de importar 2 millones de dólares en alimentos (8.8 millones de toneladas) del campo a 30 millones (29.26 millones de toneladas). El 30% del maíz que consumimos hoy es importado. Ahora el 46% de lo que consumimos en México, es importado; antes del Tratado de Libre Comercio sólo importábamos el 24%.

Exportamos un dolar de alimentos por cada 4.5 dólares que compramos en el mismo concepto.

Mucho del alimento que importamos es chatarra, de pocos nutrientes y eso ha incrementado la obesidad del pueblo mexicano. Además los precios de la canasta básica dependen ya del extranjero y se han incrementado y la consecuencia es el aumento de la miseria. Hoy, más del 60% de la población vive en pobreza, pasa hambre.

Los economistas mexicanos nos deben una explicación, pues también el sector ganadero se fue a pique: desaparecieron 322 mil cabezas de ganado. La carne subió de precio. Sólo de 2012 a 2013 se redujo el consumo de carne por persona en 600 gramos. En la mesa de millones de ciudadanos pobres ya no se come carne, pues esta cifra es un promedio y hablamos de 15 kg de carne al año.

Pobreza alimentaria

La leche y sus derivados también sufrieron la pérdida de 700 mil pequeños productores que no pueden competir con las grandes empresas que importan a México sus productos.

Los precios de los productos suben libremente, justificados por el incremento internacional, pero los salarios se mantienen en un tope y esos no pueden subir más que una pequeña fracción al año. Hay que recortar la canasta cada año con lo que se llega a la pobreza en poco tiempo.

Hay además una cadena de incrementos al subir los precios de los productos del campo, pues los alimentos como el pollo, el cerdo y el ganado vacuno se alimentan de esas semillas. Así, sube el huevo, la leche, la carne y lo demás en cadena.

El medio ambiente

Se incrementó la explotación de los recursos naturales para poder competir con el extranjero y con ello aumentó la degradación de nuestras tierras. El 64% ya están degradadas por la contaminación de los mantos acuíferos. Cada año se pierde la ganancia que producían 10 mil hectáreas de las mejores tierras mexicanas.

Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, se han perdido 225 mil hectáreas de tierra que producía y que ha perdido su calidad por falta de agua, por falta de árboles, por sobre explotación en la extracción de recursos. Según la OCDE, México es el país que más pierde bosques.

La industria

El TLC logró el incremento de exportaciones de la industria manufacturera, pero se disparó la importación de insumos porque México no invirtió en educación para producir aquí esos insumos. Así que nos quedamos igual. Exportamos pero tenemos que importar. Además de traer maquinaria que no se ha producido tampoco aquí.

No se detonó el crecimiento de la tecnología. Nuestro superávit son a costa del déficit. Aún no hay medidas estatales para regular la importación de tecnología e insumos.

Aumentamos 231 mil millones de dólares en el periodo 1990-2012 en la importación de insumos intermedios. No se han creado los programas de impulso a la profesionalización de la industria. También incrementó el empleo informal.

Donald Trump pude quejarse

Que llore lo que guste, a México le fue peor. No se ha desarrollado la nación y cada vez hay más pobres, estamos acabando con la riqueza nacional y la corrupción se volvió parte de la vida de los mexicanos. Los políticos saquean, no trabajan... México se fue a pique por el Tratado de Libre Comercio.

Las reformas de Peña Nieto dentro de 23 años estarán en un balance igual, una desgracia para nuestro país. Nos estamos quemando al país, llegando a un nuevo TLC que nos va a perjudicar aún más, ahora con la agresividad de Trump. Nos están condenando a morir de hambre. México así, en manos de neoliberales y narcotraficantes vendiendo la patria a los Estados Unidos.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

 

Inició conteo: 12/11/2016 Visto: 16027 ,
Gracias por compartir:

Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: