CDMX: La ciudad del tipo “no es mi problema”

Comparte:

Viajé a la nueva y flamante CDMX desde la mañana hasta la noche de hoy, aniversario número 31 del sismo que sacudió esa ciudad en 1985. Me han impactado diversos aspectos que deseo compartir con ustedes, haciendo un análisis menor al estilo de los Estudios Culturales, sobre los que escribí aquí. A partir de esta historia, quiero también compartir algunas lecciones, tal vez morales, pasando mañana. Les diré por qué pienso que la CDMX es la ciudad del tipo “no es mi problema”. Espero me acompañen en esta acronía narrativa.

El destino era la zona militar más grande del país, donde caminan soldados como si fueran civiles, unos pretendiendo conservar la fila y otros tan prepotentes como los guardias de una discoteca; hasta que el Capitán sacó la identificación, entonces sí se cuadraban. ¿No qué no, güey? Tuve diversas oportunidades de permanecer en absoluta reflexión observando los movimientos de nuestra milicia ¿debo decir “malicia”?, creo que por ahora no.

Zona de Chapultepec, del Campo Marte, del Hipódromo de las Américas, allá por el periférico esquina con Avenida Ejército Nacional. Una doctora que estudia en la UNAM pero que termina trabajando en el hospital militar cubriendo áreas vacantes y recibiendo, por el membrete que lleva en el hombro, el grado de Mayor, para percibir el sueldo que corresponde a su grado académico, salvando vidas del cáncer, de enfermedades biliares o hepáticas. Es lo de menos. Aunque no tenga una clara idea de lo que significa en realidad el régimen militar, apenas unas cuántas órdenes que como soldados le obedecen gracias al rango. Ella camina entre los lujosos automóviles de los médicos militares y se sube al auto para perderse en el último camellón a la vista. Luego una pareja de coroneles que se avecinan chacoteando y soltando carcajadas cuando amerita la ocasión. Ellos sí portan con honor el uniforme, se fajan cuando llegan a la puerta del hospital e ingresan más serios al recinto.

Noto en un intercambio de palabras que no son personas, son máquinas que obedecen órdenes. De ahí me pregunto si quienes van a atender situaciones difíciles en Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tamaulipas, Veracruz o Michoacán son seres de este mundo o las mismas máquinas que cumplen órdenes de los mandos supremos que ni pinche idea tienen de la problemática social, política, cultural y de criminalidad que se vive en esas tierras. El capitán que me acompaña me explica que las labores de inteligencia que yo propongo sí se hacen en el ejército. No sé si piensan con las patas o con la cartera, pero los problemas de inseguridad y narcotráfico en el país no se están resolviendo; hace décadas que los altos mandos están coludidos con los criminales y vayan a saber si no son las mismas personas. Luego los soldados sólo obedecen órdenes al criminal y no al pueblo, ese que debería ser su comandante supremo y no la bestia que tenemos por presidente.

Tráfico de los mil demonios. Para recorrer 500 metros, a un costado del periférico, pasando por la puerta principal del hipódromo y con destino al hospital militar, ¡más de una hora! Es lunes a las 11:45 de la mañana. ¿Eso es “hora pico”? Eso sí, estábamos todavía en el hotel de la zona militar cuando sonó la alerta sísmica del simulacro. Nadie se enteró. Yo estaba muy pendiente, no quería tener problemas con las órdenes, mucho menos dentro de la zona militar. Si las cámaras vigilan hasta cómo se mueven los ombligos. No me estacioné en el “punto de reunión” verde porque sabía que estaría lleno de personas en cuestión de minutos. Lo hubiera ocupado, nadie salió del hotel, ni del saturado restaurante. Escuché claramente muchas alertas sísmicas que viajaban por el inusual descontaminado aire (será que el puente patrio despejó el ambiente).

No hay baños. Cuando salimos en busca de otro hotel a la zona civil, buscamos primero un sitio dónde poder ingerir alimentos. Después de un viaje de casi 4 horas, era imprescindible orinar, pero las fondas y pequeños restaurantes ¡no tenían baños! ¿Qué se creen? ¿Así es como una ciudad que se jacta de cosmopolita recibe a sus visitantes? “No es mi problema”, escuché por primera vez en el día. Eso dejó marcadas mis observaciones futuras el resto de la jornada. En verdad, los capitalinos, defeños, chilangos, mexiqueños, traficalinos, Amlosajones (no los invento yo, vea esta nota), viven su vida como si los demás no existieran.

Parado frente al supermercado que visitamos, observaba cómo una mujer mordía con singular alegría una fruta, sentada en una bardilla de concreto que dividía el estacionamiento con un pequeño parque, frente a la avenida Mariano Escobedo; junto a mí pasaron muchas personas a las que observaba curioso, lamentando mis pesquisas.

Un joven virgen –eso supuse– de 18 años, en el cuerpo que no en la mente, miraba con lascivia a las mujeres que rebasaba. Llevaba puestos unos audífonos pero se comía con los ojos a cualquier mujer copa B en adelante. La mujer que lo observaba, igual que yo, se carcajeaba. Ella era como de 60 años, el pelo a la “Donald Trump”, en el color, no en la forma de queso Oaxaca. Luego pasaron un par de jovencitos homosexuales tomados de la mano, mirándose con más amor que el cura a sus feligreses (qué curiosa ironía). A la mujer ni le inmutó. “No es mi problema”, habrá pensado. Cuando esos chicos iban por la esquina, frente a ellos pasó otro homosexual salvajemente feo que con los ojos saboreó cada una de sus partes. Miré a la mujer, para observar su reacción y estaba tan entrada en la fruta que no se dio cuenta.

Luego me fijé en una pareja que, para mí entender, tenían urgencia del sexo. “No les importaba” que estuvieran niños junto a ellos, ya no sabían cómo poder tocar más allá. La CDMX podía tener otro terremoto que ni se habrían enterado. Me recordó algunas pasiones de mi adolescencia. Frente a esta primera pareja, otra platicaba como si no tuvieran prisa de revolcarse en las sábanas. Acaso no les daban permiso. El joven, de hecho, se dejaba mirar de reojo a las copas C que pasaban por ahí, y su trasero cuando seguían de largo, bajo los jeans. La noviecita ni se enteró. Estaba ensimismada en observar hacia el infinito, imaginando quizá a otro chico que tuvo en secundaria. Luego se abrazaron, rieron y siguieron así hasta que me fui. Antes de salir, miré a dos ancianas que caminaban juntas por el parque, sin prisa, en esa ciudad que uno encuentra de todo, menos calma. Me han causado risa al detenerse a observar una pequeñísima flor amarillenta a un costado del camino.

Despachaba en el Oxxo un joven. Una pareja formada delante de mí, compraba saldo para su celular y pidió factura. Al terminar, como si fuera uno de esos soldados con los que me topé por la mañana, dijo: engrápalos. Se dice “por favor”, pensé. Pero, como habrán visto “no es mi problema”. Noté la cara del joven despachador y expresaba molestia, aunque se contuvo, cumplió la orden sin chistar y la pareja se fue, para nuestra fortuna. ¡Pinches prepotentes!, le dije al joven cuando ellos ya no podían escuchar. ¿Qué les costaba pedirte la engrapada con un “por favor”? El joven minimizó el hecho y siguió su tarea.

Hotel y motel al mismo tiempo. Pasamos por tres. El primero, con una fachada bonita, moderna, en una zona tranquila, con unas 20 o 30 habitaciones, que se podían contratar por cinco horas a $230 pesos o toda la noche por $350. No fue la primera vez que vi eso. Hace más de un año me hospedé en la calzada de Tlalpan y para mi asombro, después de tres días de permanecer ahí, noté la noche del sábado que varias parejas ardientes hacían fila para obtener una habitación. ¡Fungía como motel también! Seguro estoy que cualquier hotel por muy cinco estrellas que se sienta,… continúa aquí, falta poco.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

 

 

 

CDMX: La ciudad del tipo “no es mi problema” -Parte dos.

Comparte:

ESTA ES LA PARTE DOS, VISITA AQUÍ LA PARTE UNO DE CDMX: La ciudad del tipo “no es mi problema”

 

…tiene parejas “de ocasión” aunque paguen toda la noche. Si lo que importa es la higiene. El segundo hotel era un poco más “decente”, más económico y en iguales condiciones de limpieza que el primero, mas no “presumía” sus precios de ocasión; creo que ya de suyo cobraban muy barato. El tercero era un motel, tal cual; chocamos incluso con una pareja a quienes ya no escuchamos gritar porque nos fuimos a tiempo de ahí. Su letrero y precios no indicaban en ningún momento que era un motel. Decía hotel en cada esquina. Han de pensar que “no es mi problema”.

Allá cuando estuve en Tlalpan, al salir uno se encuentra con una fila de al menos cincuenta hombres vestidos de mujeres en franca prostitución. Nunca lo he entendido. Si a un hombre le gustan los hombres ¿por qué habría de buscar a un hombre que parece mujer?

Así que pensé por largo rato sobre las consecuencias de mi hipótesis en esa ciudad. Si los maestros protestan, “no es mi problema”. Si un niño llora en la calle: “no es mi problema”. ¿Un asalto?, ¿Se robaron el coche de la vecina?, ¿Un indigente?, ¿Cientos de indigentes?, ¿Niños en los cruceros?, ¿Le aventaron el carro en una esquina?… ¡Ah! Pero que no se muera Juan Gabriel porque entonces sí, allí estarán haciendo fila (y colándose) para llevarle una flor y llorarle por un rato. ¿Quién llora por los “más pequeños de sus hijos”? Siempre muy guadalupanos el 12 de diciembre. No es mi problema el resto del año.

La placa de mi boda. Regresé hacia Puebla como a las cinco de la tarde y durante casi todo mi recorrido por la Calzada Zaragoza, me tocó delante una camioneta Silhouette color vino, del Estado de México con una placa muy particular: MKC 11-07 o quizá 07-11. De esas casualidades de la vida, yo Me KC un 11 de julio (07). Junto a mi vehículo durante el circuito interior, en otro de esos densos tráficos, coincidía a cada rato al lado de un personaje con barbas estilo Miyagi del Karate Kid, quizá un poco más largas, como la esfinge egipcia, del color del cabello también de Trump y una cinta en la cabeza. Al principio parecía meditar. Conforme pude darme cuenta, observé que en realidad iba dormido, en el asiento del copiloto y quien conducía tenía toda la pinta de ser su hijo. ¡Cuánta gente extraña!; desde luego, me queda claro, para ellos, el extraño soy yo.

La pareja precoz. Cerca del hotel escogido fuimos a comer y por el frente del pequeño restaurante, con verdadero sazón gourmet, pasó frente a mí una pareja de jóvenes, demasiado jóvenes, acompañados por una chiquita de unos cinco años de edad. ¿Pues a qué edad se embarazaron? Seguro que no es mi problema, pero ¿qué nadie les dijo? Al parecer, tampoco ese era problema de sus padres, maestros, parientes y amigos.

Me pregunto si tanto soldado empleado para labores sin importancia debieran recorrer los territorios en busca de droga (claro, para destruirla) y de cuarteles donde se refugian criminales o seguir llenando formas tras un escritorio sin importancia, girando un letrero de “siga” y “alto” para que los automóviles dejen pasar a los peatones, vigilando dentro de la zona más segura del país los vehículos lujosos de los doctores, entregando cartelones para el estacionamiento, sentados en los jardines en espera de una orden, yendo al cajero a retirar dinero. 300 mil efectivos que cobran al menos 8 mil pesos al mes y que trabajan sólo 30 años, manteniéndolos a ellos, a sus esposas hasta la muerte y a sus hijos mientras dependan de ellos. Un dineral para los pocos resultados en seguridad, criminalidad, delincuencia. El General Cienfuegos tiene su residencia y su oficina ahí dentro. Le podamos sus jardines y le encendemos la bomba de agua de su casa, le pulimos la pantalla de su computadora y seguramente le limpiamos las nalgas cuando caga. Una casta que me indigna, más que hacerme sentir orgulloso. Pero para ellos, yo “no soy su problema”.

Que si me quedo más tiempo en la CDMX, esa cotidianidad de los capitalinos terminaría envolviéndome al grado tal que mi mente gritaría diariamente: “No es mi problema”.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

Crímenes del Estado Mexicano (vídeo)

Comparte:

Una recapitulación de los momentos más tristes de la historia reciente en México que dejaron huella y mostraron que el Estado Mexicano no tiene intención de componer las cosas, por el contrario, es copartícipe de actos criminales. Como indicaron en su reporte preliminar los observadores de la CIDH, recogiendo las voces de muchos mexicanos, todo es una simulación para preservarse en el poder y mantener su Status Quo. VER VÍDEOS ANTERIORES EN FACEBOOK:  Y EN YOUTUBE.

Descargar “Casos no resueltos en México -este texto en pdf-” Casos-no-resueltos-en-México.pdf – Descargado 237 veces – 344 KB

Crímenes del Estado Mexicano

1968: El ejército mata estudiantes. En 1976, Díaz Ordaz declara que estaba orgulloso de salvar a la nación en el 68.

1971: 10 de junio (matanza del Jueves de Corpus). Echeverría quería eliminar a los estudiantes sobrevivientes del 68 y provocó sus manifestaciones del grupo Halcones (militares del gobierno) 120 jóvenes murieron, nunca hubo juicio.

Entre 1970 y 1990, Guerra Sucia: cientos de desaparecidos, masacres y tortura como estrategia de contención política. Ejército y policías denunciados como ejecutores de desapariciones y masacres.

1976-1982: Apoyado por López Portillo, el “negro Durazo” obtuvo el mando policíaco desde donde extorsionaba, torturaba, desaparecía personas y es el principal operador de la “Guerra Sucia”.

GOBIERNO DE CARLOS SALINAS DE GORTARI

1989: Manuel de Jesús Clouthier del Rincón (Maquío), candidato presidencial contra Salinas por el PAN, pudo ser accidente o crimen de Estado.

1993: Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo. Por años consideraron que su homicidio fue un fuego cruzado; en 1997, la PGR aceptó las pruebas que echaban abajo esa versión.

1994: Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la presidencia 1994-2000. Magnicidio ocurrido bajo el sexenio de Salinas de Gortari.

1994: José Francisco Ruiz Massieu, gobernador de Guerrero y dirigente nacional del PRI nacional es asesinado en la Ciudad de México, es cuñado de Carlos Salinas de Gortari, presidente en ese momento.

1994: Manuel Muñoz Rocha, diputado federal Desaparecido. Se le consideró autor intelectual en el caso Ruiz Massieu.

GOBIERNO DE ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN

1995: Se cree que seis funcionarios planearon el asesinato del magistrado Abraham Polo Uscanga. Defendía a trabajadores de Ruta 100.

1995: Masacre en Aguas Blancas (Mich.) Policía guerrerense ataca y mata a 17 campesinos y hiere a 21 más. Hay vídeos. El gobernador Rubén Figueroa Alcocer negó los hechos. Renunció con fuero.

1997: Matanza de Acteal (Chiapas) 18 niños, 22 mujeres y 6 hombres. Fuentes periodísticas acusan directamente a mandos del ejército.

1999: Asesinato de Paco Stanley, conductor de TV. Nunca se supo quién lo mató.

GOBIERNO DE VICENTE FOX QUESADA

2001: Digna Ochoa, activista asesinada. Durante más de 9 años, la Procuraduría dijo que se suicidó. En 2010, finalmente aceptan el caso como un homicidio.

2005: Lydia Cacho detenida por difamación a Kamel Nacif. Publicó: “Los demonios del edén” que implica a Mario Marín, ex gobernador de Puebla como protector de una red de pornografía infantil.

2006: Vicente Fox censura el programa Diario Monitor, conducido por José Gutiérrez Vivó, uno de los más escuchados. Con Calderón llegaron amenazas que tienen hoy día a Vivó en el exilio.

2006: Brad Will, reportero estadounidense de Indymedia cuya muerte permitió que se conociera la represión que ocurría en Oaxaca durante los disturbios de ese año. Gobernador Ulises Ruiz (PRI). Su hijo es gobernador electo.

2006: Colapso de la mina Pasta de Conchos, Coahuila, 65 mineros muertos. Actuación limitada del gobierno. Mina propiedad del Grupo México de Germán Larrea.

2006: Disturbios en Atenco, Estado de México (Peña Nieto gobernador). Violación de 26 mujeres, 126 detenciones arbitrarias. Cárcel de 67 años a 3 campesinos y cárcel de 31 años a 10 campesinos. Despido de 20 policías (sin cárcel), violación de derechos humanos.

2006: Michoacán 500 asesinatos. Previo a la guerra contra el narcotráfico de Calderón, el crimen organizado ya había ejecutado a más de 500 personas, lo que orilló al gobierno a involucrar al ejército.

GOBIERNO DE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA

2006-2012: Guerra contra el narcotráfico. Muertos 60 mil (EUA insiste que son 150 mil). Detenidos 121 mil. Críticas (además de los muertos): escalada de violencia, preferencia por unos cárteles de la droga sobre otros.

2008: Discoteca News Divine, operativo policiaco que dejó como saldo 9 jóvenes muertos y 3 policías. No hay detenidos a la fecha. Encargado del operativo ahora es Director de Seguridad en Campeche.

2009: Guardería ABC (IMSS). Murieron 49 niños y 1 más tarde. Hubo 19 funcionarios investigados. Todos ya exonerados.

2010: Rodofo Torre Cantú, candidato a Gobernador de Tamaulipas fue asesinado a unos días de la elección; dijeron que por el crimen organizado.

2010: Paulette Gebara. No se supo cómo su cuerpo apareció varios días después de su desaparición, en su cama. Estado de México en el gobierno de Peña Nieto.

2010: Matanza de San Fernando (Tamps.) 72 migrantes del centro y Sudamérica asesinados por la espalda en manos de los Zetas. EUA, no satisfecho con la explicación del gobierno mexicano, ha pedido una explicación clara de lo acontecido.

2011: Ayotzinapa, dos años antes de la desaparición de 43, cerraron la Autopista del Sol para  exigir la renuncia de Ángel Aguirre y fueron atacados por la policía. Murieron 2 jóvenes, hubo 6 heridos y 20 detenidos. Murió también el despachador de gasolina.

2012: 26,977 homicidios sin resolver en ese año (98.2% de impunidad).

2000-2013: Gobernadores: durante este periodo hubo 63 gobernadores, fueron exhibidos 71 casos de corrupción por parte de 41 gobernadores. De estos, sólo 16 fueron investigados y sólo 4 fueron procesados y encontrados culpables.

2012: Las muertas de Juárez: Al menos 700 feminicidios de jóvenes entre 15 y 25 años de edad. Iniciaron desde 1993. Antes de matarlas son torturadas y violadas.

2012: Feminicidios en el Estado de México: más de 2 mil 700 casos (cuatro veces las cifras de Ciudad Juárez). Ocurrieron entre 2007 y 2012 (mandato de Peña Nieto).

GOBIERNO DE ENRIQUE PEÑA NIETO

2013: Explosión en la torre de Pemex: 47 fallecidos y 126 lesionados. Dijeron que fue un accidente… No hubo responsables.

2014: Tlatlaya: 21 hombres y una joven de 15 años ejecutados por el ejército. Escena del crimen alterada.

2014: Chalchihuapan. La policía (exonerados) dispara contra manifestantes con balas de goma, matando al niño José Luis Tehuatle que iba a la tienda. Gobierno de Rafael Moreno Valle, Puebla.

2014: Cuatro mil migrantes desaparecidos en Veracruz, 70 mil en el país. Seguramente reclutados por el crimen organizado. Denuncia el activista Rubén Figueroa en Veracruz, que recibió amenazas.

2014: Mina Buenavista del Cobre contamina el Río Sonora; mina propiedad de Grupo México de Germán Larrea. En octubre de 2015 se habla de dar carpetazo al tema.

2014-2015: Autodefensas (Mich.) Para defenderse de años de ultrajes, robos y volaciones del grupo delictivo “Los caballeros templarios”. El gobierno sigue enfrentándolos a la fecha y no a los criminales. Detenidos más de 200 junto con el Dr. José Manuel Mireles Valverde.

2014: Doctor Mireles, preso por no aceptar el desarme de las autodefensas, siendo que el gobierno no fue capaz de defender a la población de los criminales o pacta con ellos. Una semana antes, Peña Nieto interrumpió una entrevista del doctor en Azteca para que no siguiera hablando. Él no iba armado cuando lo detuvieron, le sembraron las armas. Arrestaron con él a otros 45. Siguen presos.

2014: Ayotzinapa. Muerte de 6 personas y desaparición de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre. El estado se los llevó y armó todo un teatro para explicar los hechos. Un grupo extranjero de investigadores desarticuló toda la verdad histórica del gobierno de Enrique Peña Nieto.

2014: Niño verde (Jorge Emilio González) asesina a modelo en Cancún. Antes de morir, Chankova Chanev fue violada y existen evidencias de que trato de defenderse de sus agresores, indicó el informe del levantamiento de cadáver, según la Procuraduría.

2015: Apatzingán (Michoacán). 16 jornaleros que se manifestaban sin armas fueron ejecutados por policías federales. Hay vídeos y fotografías y la versión oficial no concuerda con las pruebas.

2015: Censura a Carmen Aristegui por su reportaje sobre la casa blanca de Peña Nieto. Hoy premio Gabriel García Márquez de periodismo, pero sin justicia. MVS interrumpió el contrato y las demandas son constantemente bloqueadas. Ahora recibe contrademandas.

2015: Narco-bloqueos en Jalisco: Así se llamó a una serie de cierres a calles, incendio de camiones, incendio de 16 gasolineras, 11 bancos y el derribo de un helicóptero militar. Los disturbios se extendieron a Colima, Michoacán, Guanajuato y Zacatecas.

2015: Homicidio del fotoperiodista Rubén Espinosa y cuatro mujeres más en la colonia Narvarte; se decía perseguido por el gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

2015: Por la segunda fuga del Chapo Guzmán, las autoridades del penal están en proceso y ningún funcionario fue responsabilizado.

2015: Ostula (Mich.) Ejército dispara contra habitantes, muere un niño de 12 años. Hay vídeos probatorios pero el gobierno insiste que fueron personas desconocidas.

2016: El gobierno pretende retirar a los maestros inconformes en Nochixtlán,  Oaxaca, por la Reforma Educativa y murieron 7 civiles. Al principio negaron el uso de armas de alto calibre.

Criminales cuelgan en puentes los cadáveres: Mazatlán, 5 jóvenes en 2011. Monterrey, 9 en 2012. Tamaulipas, 16 en 2012. Nuevo Laredo, 23 en 2012. Atizapán, Edomex, 2 en 2013. Oaxaca, 11 en 2014. Zinapécuaro, Michoacán, 2 en 2015. Tlaltenango, Puebla, 1 en 2015.

Cárteles de la droga y criminales en México: Los Beltrán Leyva en Sinaloa. La Familia, Michoacán, desmantelado. Los caballeros templarios, Michoacán. Cartel del Golfo, Tamaulipas. Cártel de Juárez, frontera norte. Los negros, Sinaloa. Cártel de Sinaloa. Cartel de Tijuana. Los Zetas. Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Y MUCHO MÁS: En México radica la impunidad. El común denominador de estos casos es el estado mexicano. Involucrado directamente o con serios errores de omisión, manejo de información falsa, etc.

Artículos sugeridos:

¿Qué ideas le meten a los niños en las escuelas?

Llamado a todos los mexicanos

 

7 pensamientos de nuestros héroes mexicanos

Expedir títulos es un negocio: universidades fraudulentas

Comparte:

Desde la SEP se producen las universidades fraudulentas. Hubo un tiempo que la norma de la SEP era incumplida por las universidades más prestigiadas del país. ¿Qué norma es esa? Un maestro titulado debía impartir clases en licenciatura y un doctor en la maestría. Es decir, para impartir clases en un nivel, el titular debía tener el grado superior. Me consta porque mientras yo no obtenía mi título, otros firmaban mis actas de calificaciones y cuando lo obtuve, la universidad me hacía firmar las actas de otros compañeros profesores (que ni conocía) porque no tenían el título. Me pregunté siempre por qué universidades prestigiadas no podían cumplir con esa norma. Si las universidades de primer nivel no podían cumplirla ¿lo harían las otras? Eso sucedió hasta el último día que di clases hace unos 5 años.

La gota que derrama el vaso

El fraude que se descubrió sobre la tesis de EPN en la Universidad Panamericana no es más que uno en la lista de cientos que suceden en las universidades del país. No digo que todos los involucrados en las instituciones educativas sean estafadores, pero mi paso por el sistema educativo mexicano me permitió vivir infinidad de situaciones lamentables, por decir lo menos. En todas se cuecen habas. La evidente carencia de conocimientos de la población mexicana, siendo que tenemos “prestigiadas” universidades, apoya mi hipótesis de que en México, un gran número de instituciones educativas son más un negocio que un recinto para difundir el aprendizaje y la cultura.

Dr. Pablo Sánchez. Ver CV aquí.

Mi asesor de tesis me recibió en su oficina para revisar los avances de mi trabajo y le conté sobre la felicidad que me embargaba al recibir la contratación en una universidad “prestigiada” de nuestro país. A lo que el buen Pablo, doctor en filología de la Universidad de Barcelona, me dijo: Esas no son universidades. Sabiendo de su alto nivel académico, su reticente exigencia en la calidad de trabajos, preferí indagar más: ¿Por qué no son “universidades”? De eso hace más de una década y un lustro, pero entendí su postura: El término viene de impartir conocimientos universales, es decir, que no sesgan las teorías para acomodarlas a un adoctrinamiento moral; esto debido a que la “empresa” que me contrató, se jactaba de ser “religiosa”. De entrada, tenía razón en una cosa: a mis entrevistadores les importó más mi acta de matrimonio por la iglesia y mi título de evangelizador, mis labores laicas en favor de la misma iglesia que mi título de maestría, el cual, iba adquirir finalmente cuando ya estuve trabajando en dicha “universidad”.

Universidades fraudulentas que sesgan el conocimiento

Todavía tengo contacto con bellas y preparadísimas personas con las que laboré en esa universidad; sin embargo, no dejo de asegurar que en realidad sesgan el conocimiento y para ello, usaré un ejemplo: si son universidades católicas, prefieren enseñar la teoría creacionista y no la evolutiva. Invierten incluso en estudios en favor de su pensamiento. Los investigadores que contratan terminan “encontrándole” explicaciones “científicas” a esas posturas. Una universidad debiera mostrar ambas teorías, el alumno es quien debe optar por una u otra; él no tiene el “compromiso” obligado de ser imparcial.

Si al problema anterior no le ves valor, estoy de acuerdo contigo, no me parece tan grave como otras instituciones educativas que en México llamamos “patito” (universidades fraudulentas) porque su enfoque es más monetario que académico. Pululan. Peor aún, orillan a las demás a bajar su exigencia para no perder estudiantes que optan por la típica comodidad del estudiante de hacer su menor esfuerzo para cumplir el requisito de tener un título; aspirando así a un trabajo que les esclavice de cualquier modo. Así las cosas en nuestro querido México.

Además la evasión de impuestos

Universidades fraudulentas

Un contador de gran experiencia, a quien he frecuentado al menos dos veces por semana el último año, me ha explicado que las universidades del país son las instituciones que más evaden impuestos. Lo hacen, por un lado, creciendo, lo cual no es tan malo; al contrario, es conveniente. El problema es que meten gastos muy inflados en la construcción de nuevos edificios, laboratorios, oficinas, aulas, etc., y de ahí otros servicios de supuesto “mantenimiento” que nunca se llevan a cabo. No me sorprendió. En cada una de las universidades que trabaje, colegios incluso, siempre estaban en obra. Nunca había dinero para aumento de sueldos pero siempre invertían fuertemente en edificios nuevos. Algunas ya son tres veces más grandes de lo que eran cuando trabajé en ellas. Sólo recuerdo una que no ha cambiado mucho, y resulta ser una de las 7 mejores del país.

Luego del escándalo de Peña Nieto me puse a investigar sobre la frecuencia de estas prácticas, encontrando una verdadera cloaca. Desde luego, y era de imaginar, sucede en las universidades más caras; aquí no importa el prestigio, sino que los alumnos estén dispuestos a erogar a cambio de un trabajo, una tarea, un proyecto o lo más lamentable: una tesis. Hoy día, muchas universidades “presumen” para vender más, que no hace falta una tesis para titularse.

El valor de la investigación

Recuerdo que mis dos tesis procrearon mis primeras canas; no obstante, aprendí más haciéndolas a conciencia que el resto de la carrera o los estudios de maestría. Para mi primer trabajo leí 50 libros en unos tres meses. Para el segundo, revisaba al menos 120 libros por semana, pues el Doctor Pablo era sumamente meticuloso en sus revisiones. Eso por más de tres meses. Leí unas diez veces cada uno de los dos libros que estaba analizando (El general en su laberinto de Gabriel García Márquez y Las lanzas coloradas de Arturo Úslar Pietri, haciendo análisis literario). Tenía que revisar libros de historia de Simón Bolívar, las biografías y bibliografías de ambos autores, e infinidad de obras sobre el análisis literario y de la propia literatura.

Ya he hablado muchas veces sobre la importancia de la lectura (aquí), pero nuestros universitarios, y lo he visto en constantes visitas y conferencias, que no tienen el hábito, siendo que en esa etapa formativa es imprescindible. También he dicho que el modelo educativo elimina el interés por el aprendizaje (aquí), y con ello se demuestra que nuestras universidades (en general) no apuestan por la educación más que por los buenos negocios.

Referencias que apoyan lo dicho

Universidades que hacen fraudes con recursos públicos como vemos en esta nota, otras que venden títulos casi sin estudios en los formatos “en línea” como lo señala este artículo, instituciones que su propia rectora señala las deficiencias de la institución como lo leemos aquí, y muchas más, que nos hablan de una verdadera cloaca en la que nadan infinidad de universidades de nuestro país. ¿Así cómo saldremos de la putrefacción y corrupción si quienes deberían ser ejemplo de honorabilidad y promotoras de la virtud del respeto se dedican a vender canonjías, títulos? Así luego llegan a presidentes desde el fraude, así no lograremos innovación en las industrias, ni seremos capaces de discernir las opciones de un mejor futuro para los mexicanos. Les invito a ver el vídeo de Educación moribunda que preparé hace unos meses y que sigue teniendo vigencia.

Sé que algunos esperan una lista de las universidades fraudulentas o “patito” de nuestro país, ¿conoces alguna? Denúncia en los comentarios. Así haremos una lista que podamos publicar después.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

Dos lágrimas cayeron en mi pozole

Comparte:

No sabes cuán triste es tu lejanía, y mientras como el recalentado patrio de un rico pozole, pienso en ti. ¿Cómo no hacerlo? Siempre estamos juntos y hoy te fuiste. No como siempre, como nunca. Te ibas para decirme cuán alegres amistades tienes; pero te has ido porque no me quieres ver.

Mientras sopeo las semillas del maíz, dos lágrimas han ido a mezclarse con el caldo. Como solíamos hacer tú y yo nuestras alegrías, mezclándolas con la somera convivencia del día a día. Empero tengo un nudo en la garganta que no me deja tragar como es costumbre. Te extraño aunque sean unas horas, dos días o una semana. Mi bandera está a media asta.

Dos lágrimas

Mis motivos para mantener abiertos los ojos en la conciencia se agotaron. Deseo, debilitado, sin ánimos de lucha, caer en un profundo sueño para no recordar que ahora no estás; más aún, por qué no estás. Los parpadeos son dos lágrimas de inerte soledad, demostrando al plato que intentaba disfrutar, que sólo son un par de días, que se volvieron eternidad.

No pretendo ser el centro de tus decisiones, ni siquiera anhelo que pienses todo el día en mí. Tengo claro que es tu vida, son tus sueños y la grandeza a la que sin duda llegarás; es la triste y vana historia de mi vida sin tu amor.

Fuiste siempre una bella personita, que con alegría llenaste día a día de felicidad las innobles pocilgas que pude darte. Ya crecida te disfrazas para ver pasar en ti, la infinidad de personalidades que te atraen y no acabas por definir tus perspectivas. Suele pasar, créeme que lo entiendo. No en vano, los años me enseñaron, que el amor es incondicional.

Ni soberbia paternal, ni egoísmo personal. El terror de verte desmoronada, lastimada o preocupada es sólo el principio de mis pesadillas, más que dos lágrimas. Sigue siendo mi premisa universal: sé feliz, que en ello se va mi vida entera. Ay de aquellos que te impidan sonreír. Muera el mal gobierno si planea ensombrecer tu efusiva forma de tomar el tiempo a tu favor.

Cada bocado duele al pasar, sigo sintiendo náuseas por el mal rato que nos hizo discutir. Pienso en ti en todo momento, lloro tanto que el pozole se ha vuelto sopa y sólo trato de mantenerme con vida hasta que vuelvas a sentirte feliz.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

 

Independencia: fiesta en la prisión

Comparte:

No existe un país que sea totalmente independiente. Todos, de una manera u otra, dependen en cierta medida de los vecinos o tratados internacionales que hayan firmado, de las alianzas con países que les proveen cierto tipo de bienes necesarios para su subsistencia o protección. La independencia, concebida como tal, podría considerarse en la medida de la libertad para operar siempre en beneficio propio y no deberle favores a otros para verse orillados a recular, redirigir el timón o sufrir las consecuencias.

Celebrar la independencia cuando se ha dejado de serlo es como festejar la libertad dentro de la prisión; ciertamente un absurdo porque las decisiones de nuestro futuro no se toman en favor de los nacionales; se toman en otros países, en las oficinas de empresas trasnacionales, en circunstancias imprevistas del mercado internacional y por lo general terminan en contra de nosotros como ciudadanos.

Libertad significa
Estado o condición de la persona que es libre, que no está en la cárcel ni sometida a la voluntad de otro, ni está constreñida por una obligación, deber, disciplina, etc.

Depender tanto de la economía de los Estados Unidos, en el caso de México, le mantiene en vilo, sufriendo a cada instante por las tasas de interés que se determinan allá, asolando de miseria y pobreza a nuestros hermanos mexicanos. Si a una compañía que traslada dinero de allá para acá, se le ocurre incrementar el porcentaje de costo para los envíos, las remesas se reducirán, aunque se siga enviando la misma cantidad de dólares.

Gasto por las fiestas patrias en México
106 mil millones de pesos en bebidas, restaurantes, vestimentas, bailes, comilonas.

Si nuestro mercado interno no está fortalecido, dependemos también de las exportaciones; es decir, de nuestros clientes fuera de la frontera que puedan y decidan seguir comprándonos. Hacer una fiesta porque han desaparecido los demás clientes y nuestro futuro está a expensas de uno solo, pues bailamos por el gusto de ser prisioneros, estar atados a un solo amo.

La economía mundial depende del dinero tanto como nuestros antepasados de sus cosechas. Si no hay dinero, lo sabemos, bien, no podremos viajar, vestirnos, comer, estudiar o movilizarnos. No somos independientes. Según el presidente, teníamos que bajarnos los calzones para dejar entrar a nuestro país a quien nos ha humillado, insultado, agredido; dependemos tanto de ellos que hasta los candidatos nos dan terror y les pedimos disculpas. Como país, tomamos decisiones terribles en otros momentos y hoy estamos pagando las consecuencias. No es problema de mantener relaciones con el resto del mundo, sino de habernos sometido sin fortalecer nuestra verdadera independencia de ellos.

Como cuando pides prestado a un banco sin tener la economía sólida personal que te permita afrontar convenientemente los pagos. Muchos han perdido así sus casas o bienes. Así está nuestro país: a expensas de decisiones que se toman fuera; para colmo, con administradores internos que no velan por nosotros, ni por nuestros intereses como ciudadanos. Se dedican a llenarse los bolsillos a manos llenas, dejando endrogados a nuestros hijos y nietos, vendiendo nuestras riquezas naturales que bien podrían ser detonadores de desarrollo nacional, pero que están enriqueciendo a empresas extractoras internacionales.

Independencia significa
Condición del territorio que no depende políticamente de otro.

Si un hijo se va de casa a vivir su independencia, no tiene por qué estar regresando a pedir más y más. Él mismo se pone a trabajar para su sustento. Depende de él si toma las decisiones adecuadas o se gasta los ingresos en borracheras. Pocos en el país alcanzar a ver el problema en su dimensión real y dicen (decimos): ¿qué hay de malo en unas chelas? Personalmente, creo que la gran mayoría piensa en eso cotidianamente. Claro que no hay nada de malo en unas chelas. El problema es la frecuencia y la desidia por resolver los problemas graves que vivimos en la economía, la política, la cultura, la educación, etc.

Un buen número está más preocupado por saber cómo terminará la novela el viernes, si descubren al maldito violador de la protagonista, que por aprender de finanzas, economía y aportar ideas para la solución de los problemas. Consideran que cambiando al presidente habrán de salir adelante. Tenemos que cambiar todo el sistema político, no sólo al presidente. La crisis no sólo es económica, que de suyo trae devastación a las familias, la tierra, los recursos. La degeneración progresiva y constante de nuestros actores políticos es un síntoma de un severo cáncer mortal que ya causó metástasis a gran cantidad de esferas: producción, cultura, educación, salud, infraestructura, administración, justicia, etc.

Estamos muriendo pero ¿qué hay de malo en unas chelas? Nos estamos comportando como si el futuro, nuestros hijos, no fueran a pagar las consecuencias de esa decisión. Nos damos por muertos, decimos o pensamos: si estamos tan mal, pues ya no importa, dejémonos morir. Si de eso dependiera tu propia vida, se vale. El problema es que con esa desidia, estamos llevando a nuestras próximas generaciones a la esclavitud miserable, violaciones constantes, inseguridad, secuestros, prostitución, pérdida de la dignidad, etc.

Hagamos una fiesta en la prisión esta noche. Con la consigna de recuperar la libertad que nos arrebataron los políticos mexicanos y los tratados internacionales que firmamos. Diseñemos un plan de acción para recuperar nuestra tierra y recursos, cómo vamos a ayudar a quienes ni esforzándose pueden comer o estudiar. Propongámonos a leer, a estudiar más y conocer los problemas que tenemos antes que sea demasiado tarde.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

La familia tradicional, no es tan “tradicional”

Comparte:

Si considerásemos como el origen de la familia desde la mitología creacionista, es decir, con Adán y Eva, tendríamos el nacimiento de la misma hace unos 50 mil años.

¿Cuándo inicia la 'familia'?
El escritor Rich Deem, en un interesante pero tendencioso artículo, afirma que “la Biblia no hace ninguna afirmación en cuanto a la edad de la Tierra, aunque no establece una edad mínima”[1], y concluye después de cometer diversos errores metodológicos para el cálculo, que Adán y Eva fueron puestos por Dios en la Tierra hace unos 50 mil años.

Ancestros de Adán y Eva

La ciencia, sin embargo, sitúa la presencia del homínido más antiguo encontrado en 3 millones de años[2], lo que nos demuestra que la familia de Adán y Eva no son la primera. Hablando de ella, según el mismo documento, eran una pareja única en el mundo por lo que, para preservar la especie, sus hijos debieron recurrir al incesto; por tanto, no se parece a nuestra familia “tradicional” porque las prácticas de incesto, se erradicaron del común a partir del Imperio Romano de Occidente (27 a. de C. – 395 d. de C.).

De la misma biblia (literatura Hebrea), surgen variedades de familia que no son parecidas a la que hoy se considera como “tradicional”. Tenemos el caso de Abraham, que además de esposa, tiene esclava y también se relaciona con la esclava de su esposa de quien surge Ismael y la tribu ismaelita. Finalmente tuvo con Sara, su esposa, a Isaac, padre de Jacob y abuelo de los doce fundadores de las tribus de Israel (nombre que le impuso Dios a Jacob). Jacob, por su parte, tuvo hijos con su primera esposa (Lea: Rubén, Simeón, Leví y Judá), y con su esclava (Zilpá: Gad y Aser).

Con su segunda esposa, Raquel, a la que realmente amaba, sólo tuvo a José y Benjamín, antes los tuvo con la esclava de su segunda esposa, (Bilhá: Dan y Neftalí). Por cierto, sus dos esposas resultaron ser primas de Jacob. Así que tampoco surge de ahí la familia tradicional porque la esclavitud se abolió en México con la proclama del sacerdote católico José María Morelos y Pavón, prócer de la Independencia en 1813, siendo el primer país del continente en lograrlo.

Etimología

Hablando de esclavitud, sin perder el foco del tema que nos ocupa, la palabra familia procede del latín “familia” que significa: “grupo de siervos y esclavos patrimonio del jefe de la gens[3], por lo que la “tradicionalidad” de la del término se esfuma.

Hasta mediados del siglo XX, la infidelidad de los hombres era permitida, no así en las mujeres[4], como lo indica la historia de la familia del blog de psicología, donde además se indica que no fue sino hasta la revolución industrial cuando las son un grupo, es decir, formadas de diversas parejas, emparentadas o no, dejaron de ser mayoría, debido a diversos factores. El amor en las parejas que contraían matrimonio se popularizó después de la segunda mitad del Siglo XIX, porque anterior a ello, por lo general, se trataba de uniones de conveniencia para los padres. Los niños como centro de atención de las madres en la que fue una costumbre adoptada ya en el Siglo XX.

Frente ¿de qué familia?

El Frente Nacional parece desconocer que la familia tradicional que defienden, tiene escaso un siglo de existir, stricto sensu, cundo llama a los feligreses católicos y de otras religiones a defenderla. Una asociación de su tipo, debiera conocer la enorme variedad de familias que han existido en la humanidad desde que nos consideramos como una sociedad civilizada.

La homosexualidad que tanto discriminan y desprecian, tuvo auge mucho antes de que la Iglesia Católica se tomara el control de la que llaman institución del matrimonio (desde Grecia, cinco siglos antes de Cristo, era aceptada y común). Es triste que la ignorancia siga siendo el medio de control hacia la población. Debiéramos leer más.

Conspiración gay

Mejor les daré un libro para que lo estudien con calma. Que conste que es en favor de las familias que ellos defienden y que habla de la “imposición” de la homosexualidad desde las clases dominantes hacia la población en general. Se llama La conspiración del movimiento gay, apoteosis de la guerra de los sexos de Rafael Palacios y puede descargarlo aquí.

Para concluir, la familia es, para los más entendidos, el grupo de personas con las que se viven, que se aman entre sí y cuyas relaciones podrían no ser forzosamente sanguíneas (adopción, cuñados, tíos, suegros, abuelos, seres queridos, por ejemplo). Con esto, quedaría dentro de ella, de forma incluyente y no discriminatoria, todo tipo de familias REALES que pueblan hoy nuestro planeta, aunque la mayoría siga siendo la llamada familia nuclear, formada por padres mono, hetero y homosexuales y los hijos propios o adoptados que tengan).

Referencias

[1] Rich Deem. “¿Cuántos Años Tiene La Tierra Según La Biblia Y La Ciencia?” tomado de http://www.godandscience.org/youngearth/age_of_the_earth-es.html el 14 de septiembre de 2016.

[2] Jesús García. “Por qué Lucy es tan importante”, obtenido de: http://www.cienciahistorica.com/2016/09/01/lucy-tan-importante/ el 14 de septiembre de 2016.

[3] Familia en Wikipedia. Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Familia#cite_ref-5 el 14 de septiembre de 2016.

[4] Historia de la familia: origen y evolución de la estructura. Tomado de: http://www.blogpsicologia.com/historia-de-la-familia/ el 14 de septiembre de 2016.

Terror por la educación homosexual en las escuelas

Comparte:

No crean que el “terror” es sólo porque a nuestros hijos les muestren, el día de mañana, cualquier cantidad de temas controvertidos, no sólo el sexual, y en particular del asunto en boga: el homosexual, sino de muchos otros como delincuencia, desobediencia a los padres, bullying, alimentación insana, etc., (que ya lo hacen). Ojalá no juzguen tan rápido y lean todo el artículo. Al final, si gustan, dejen sus comentarios y debatamos responsablemente.

Con la reciente “explosión” del tema en México, debido a la iniciativa del presidente (siguiendo el movimiento internacional de derechos humanos, obligado por los convenios firmados) enviada al Congreso para dar espacio en todo el país al matrimonio igualitario y las marchas a favor y en contra de este fin de semana, escribí otro artículo que te recomiendo, denominado Iglesia Católica, detrás del ataque a los matrimonios igualitarios; he leído infinidad de opiniones que denotan terror al tema en muchas personas, especialmente en lo relacionado a la educación que se impartirá en las escuelas a nuestros hijos. Tema nada sencillo, por ello te ruego leas todo lo que voy a sugerir y te detengas a reflexionar sobre ello.

Los temores tienen claro fundamento. En diferentes partes del mundo se ha exigido a los padres de familia que lleven a sus hijos a la educación sexual obligatoria del estado. Aquí la primera revisión que debes hacer:

Dejar la educación en manos del Estado es un riesgo, porque terminarían enseñando a nuestros hijos cualquier aberración que se les ocurra: ser soldados dóciles del sistema político, cumplir con un servicio militar o social obligatorio por el tiempo que ellos determinen, obligar a los padres a tomar cursos y cantar el himno, permitir el uso de pornografía en clase, etc. No lo dude. El Estado es la antítesis del rey midas. Todo lo que toca lo hace caca.

Desde hace un tiempo publiqué este vídeo sobre la ideologización en las escuelas por parte del Estado, pero tampoco estoy de acuerdo que las empresas privadas o los padres de familia se adueñen de ellas. Mucho menos las iglesias (y así funcionan muchas escuelas privadas del país y el mundo, en manos de curas, monjas, religiosos o laicos aferrados –muchos, no todos- a ciertas ideas fundamentalistas de la religión). Preferiría que rediseñáramos el modelo educativo más acorde a un futuro donde el conocimiento es amplio, libre, sin ideologizaciones morales, propositivo, progresista.

La homosexualidad no es un trastorno o una enfermedad, es un conjunto de preferencias que se deciden o con las que se nace, como a quienes no nos gusta la nata de la leche, por ejemplo. No siempre es voluntario. Quienes optan por esa vía conscientemente resultan ser verdaderos promotores de ese “cambio”, pues habla de que, pudiendo evitarlo, lo prefirieron. Con la discriminación que aún existe y los dolores de cabeza que algunos les hacen pasar, más bien es insólito; sin embargo, hay muchos casos así.

Meme en redes

Quienes hoy pelean por discriminar a los homosexuales, disfrazando sus movimientos como “defensores de la familia” tampoco son blancas palomas (literal porque son respaldados por las iglesias que día a día pierden feligresía –y qué bueno–). La Iglesia Católica no tiene un buen historial, no tiene la reputación suficiente para hablar del tema y por eso se escuda en asociaciones supuestamente civiles para remarcar lo “pecaminoso” de la homosexualidad. Como lo escribí en el otro artículo mencionado arriba, de eso piden sus limosnas. Mientras más pecados cometa la sociedad, más dinero recaudan en las canastas dominicales. De eso viven, de estrechar la moralidad para regir más la vida de las personas. Son iguales al estado. Dominar a la población. Escandalizarse por algunos casos de abuso por imposición es típico de las iglesias.

Nota: el autor fue laico comprometido y activo con la Iglesia Católica, testigo mudo de innumerables experiencias (no sexuales) que dentro se ven naturales, como sacerdotes gritones, corriendo a los pobres del templo porque venden paletas a la salida, dadivosos que les “regalan” autos, etc. Ahora retirado de la institución, he investigado mucho al respecto. No hablo por hablar.

El engaño y la manipulación son herramientas muy poderosas de grandes corporaciones tanto económicas (trasnacionales o nacionales), como políticas y religiosas. Mi personal interés está en empoderar a la población en general para que lea, obtenga información, se documente, valore los estudios de rigor científico y no se deje engañar.

Los padres de familia tienen el derecho natural de educar a sus hijos, pero no con una mente cerrada en cuanto a la homosexualidad y a muchos otros temas como la misma religión, sino más bien informada: tienen derecho igual que todos a vivir conforme a sus preferencias, no debemos discriminar en lo absoluto a nadie, ni étnica, ni por condición física o preferencia sexual, o cultural. Que no les impongan una religión, sino explicando las diferentes manifestaciones de relacionarse con una divinidad. Eso es respetar también a sus hijos para que tomen decisiones más conscientemente.
Educar no es imponer una ideología, es explicarles todas; el alumno o hijo conserva su derecho a decidir por cuál optar.

Porque no tiene nada de malo la homosexualidad, no obstante, tampoco se trata de imponerla obligatoriamente; pero OJO, tampoco la heterosexualidad. En ese mismo orden de ideas, no tiene nada de malo ser musulmán, pero no debe ser obligatorio, lo mismo que ser católico. Se debe educar con amplitud, mostrando bondades y desventajas de cada uno. El alumno puede, y debe garantizarse su derecho a, elegir libremente y bien informado, no con una tendencia religiosa o de estado.

 

¿Debemos quitar al Estado como rector de la temática educativa? Sí, sí, y sí. Pero también a las iglesias. Es mejor la escuela laica y como lo indica nuestra Constitución, gratuita y de calidad; preferiblemente enfocada al conocimiento amplio de nuestro entorno con validez científica.

Siempre dispuesto a debatir, a escuchar opiniones, a recibir críticas. Usa el espacio de abajo. Comparte. Gracias.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

7 desaires de Peña Nieto a Juárez

Comparte:

Las comparaciones, dicen, son odiosas; aquí explicaré porqué el presidente actual, producto de la ficción de Televisa, ha dejado a un lado el legado de Benito Juárez. Sabemos que quien no conoce la historia, está condenado a repetirla y en eso, sufrimos diariamente desde que este HDSRPM tomó el poder a tirabuzones.

Benito Juárez, a mi parecer, tampoco es una joyita; como todo ser humano tuvo errores, pero a decir de la comparación planteada, ya quisiéramos a la cuarta parte de un Benito Juárez desde los últimos 80 años. Veamos cuáles son esos 7 desaires que Peña le ha hecho al Benemérito de las Américas, como suelen llamarle.

  1. La pobreza de Juárez le dio una formación especial, empezando por ser un campesino de la sierra que no hablaba el español, casi de la misma forma que Peña no habla el inglés. Cerca de sus 12 años de edad, apoyado por su hermana, se fue a la capital, Oaxaca, a intruirse y trabajar con su padrino Don Antonio Salanueva. La coincidencia estriba en tener un padrino, como Peña, que es Salinas de Gortari y la enorme diferencia es el costo de su cuna. Uno pobre, muy pobre y el otro con herencias, lujos, comodidades que le hicieron perder la posibilidad de aprender de su pueblo, conocerlo a fondo, amarlo y apreciarlo. De eso, no se dude, Juárez tuvo mucho, pese a sus errores.
  2. Ambos estudiaron las leyes, ambos empezaron su formación profesional en escuelas católicas (En el seminario de Oaxaca y en la Universidad Panamericana –Opus Dei-) para luego seguir en escuelas laicas (Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca e Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey campus Edomex, respectivamente). La diferencia, nos queda claro, está en el interés del Benemérito por aprender y Peña en plagiar, copiar, hurtar, robar; la idea era tener el título para seguir con sus aspiraciones políticas. Se sabe que ya estaba en actividades políticas mientras “asistía a la escuela”.
  3. Benito Juárez hizo una larga carrera antes de llegar a la presidencia de México: “Abogado en defensa de las comunidades indígenas, encargado del Aula de Física del Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, rector del mismo instituto, Regidor en el Ayuntamiento de Oaxaca, Diputado Local del Estado de Oaxaca, Gobernador del Estado, Presidente de la Suprema Corte de Justicia”[1] y EPN fue “subcoordinador financiero de la campaña de Arturo Montiel Rojas; secretario particular del titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno del Estado de México; secretario de Administración del gobierno del Estado de México; diputado local por el distrito XIII en la Congreso del Estado de México siendo coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional”[2], ahí dio el salto a Gobernador del Estado de México desde donde se catapultó como presidente. Nótese que sus cargos son más bien simples. Además, el currículo de Juárez en realidad ha sido resumido. El primero adquirió experiencia con el ejercicio de su profesión, el segundo aprovecho el padrinazgo y obtuvo canonjías que, ahora lo vemos, no merecía.
  4. Ambos, curiosamente, propusieron una serie de reformas: de hecho, las de Juárez se llegaron a llamar así: Leyes de Reforma. Con Peña, queda claro, envió también un cúmulo de reformas (al menos 12 importantes) al legislativo para su aprobación. Desde luego, ambos, tuvieron una larga lucha por la aplicación de sus leyes. La diferencia más seria radica en la calidad de las mismas. El reconocimiento que hacen adeptos y adversos a Juárez sobre sus reformas es que éstas velaron por la nación y sus miembros, sentando las bases de una estructura de estado laico que nos rige actualmente; las de Peñas son simulaciones. Se ha dicho hasta el cansancio que la Reforma Educativa no es más que laboral y que tiene intereses administrativos más que de mejora en la calidad de la educación. De la Reforma Energética, contrario a los ideales de Lázaro Cárdenas, pretenden la quiebra y privatización de PEMEX, además de facilitar a sus amigos, como sucedió con Slim y Telmex, la compra barata de los activos. Y faltaría ejemplificar el saqueo de recursos minerales por parte de empresas extranjeras en un régimen de “lléveselo casi gratis”. Las demás reformas están por el estilo.
  5. Juárez nacionalizó y Peña privatizó. La nacionalización de los bienes del clero, desde luego, y de todos es sabido, fue un desastre. En lugar de administrar correctamente esos bienes, se sabe que en muchos casos los saqueos rompían piezas de incalculable valor. Quizá la intención fue buena, pero no su aplicación. La privatización de Peña no le llaman así. Ellos defienden hasta el cansancio sus Reformas, aduciendo que el país las requería, pero no hablan con la verdad; son mezquinos y las aprueban sin el consentimiento de la población, al estilo de los dictadores.
  6. Foto: wikimedia.org

    Juárez defendió al país de la invasión y la intervención. A diferencia de lo que piensan muchos, Benito Juárez sí se vendió a los Estados Unidos. Es un asunto que los libros de historia muestran datos contradictorios. Me apego a lo que indica México, tierra de volcanes de Joseph H. L. Schlarman sobre que Juárez defendió a México de los franceses pero se refugió en las faldas de los Estadounidenses, negoció con ellos y les facilitó otro tipo de invasiones. En eso, Peña se parece a Juárez. Sus decisiones están en facilitar a las multinacionales y poderes internacionales, muchos de ellos radicados en EUA y su gobierno. El desaire que ha hecho Peña a Juárez está basado en las intenciones: mientras Juárez pactaba con los americanos en beneficio de la integridad como nación, Peña se está llevando entre las patas a cuanta institución, asociación o persona que vive en el país actualmente. Nos ha vendido miserablemente, como Antonio López de Santa Anna.

  7. La gobernabilidad. Benito Juárez tuvo que gobernar desde el norte, debido a la intervención francesa, con un emperador en casa (Maximiliano de Habsburgo), y frente a esa durísima realidad, no podía hacer mucho. Sin embargo, mantuvo el control de la nación; luchó por la reinstauración de la República y finalmente lo obtuvo. El pelele que nos gobierna, por el contrario, le abre la puerta a los enemigos declarados de México, los invita a pasar a Los Pinos y se excusa con el invitado con los llamados “errores de interpretación”. Esto último, por si no lo captaron, es referente a Donald Trump.

Ya sabemos que no podemos pedir mucho de Peña Nieto, ya sabemos que con el paso de los años la producción de gobernantes es de menor calidad, nos queda claro que hoy no tenemos bienes que incautar a las iglesias -¿o sí?- y que el precio del crudo a nivel internacional está por los suelos. Lo que no sabemos es que, apegándonos al artículo 39 de la Constitución, podemos decidir el rumbo que tome nuestro país y que a ese ser miserable de Atlacomulco no lo queremos ver ni en pintura. ¿Escucharon diputados y senadores? Ya quítenlo. El pueblo quedó también desairado con su corrupción. Una más: Juárez murió siendo presidente, ojalá Peña no lo desaire de nuevo.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!

 

 

 

[1]  Benito Juárez, legado de una nación. https://movimientociudadano.mx/noticias/benito-juarez-legado-de-una-nacion obtenido el 11 de septiembre de 2016. Párr. 3.

[2] Wikipedia, Enrique Peña Nieto https://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Pe%C3%B1a_Nieto, Párr. 1.

Herencia funesta: aniversario del ataque al WTC

Comparte:

El 11 de septiembre de 2001, en Nueva York, se estrellaron dos aviones en las torres gemelas del WTC, uno más en el Pentágono y otro que fue derribado por los propios pasajeros para evitar la muerte de más personas. Desde aquella fecha, el mundo del poder, las estrategias de seguridad y hasta la forma de abordar un avión, ingresar a un estadio de fútbol o traspasar las fronteras han sufrido enormes cambios. Demos un repaso por la metamorfosis mundial ocurrida después del más sonado y hasta polémico atentado terrorista a los Estados Unidos de América.

Atentado a las torres gemelas del WTC en NY el 11 de septiembre de 2001. A 17 años. Foto: Wikipedia.

Se cumple un año más de aquel atentado. Los niños pequeños de entonces, hoy son jóvenes y han visto repetidas ocasiones el espeluznante ataque, repetido hasta el cansancio por los medios masivos del mundo; sus imágenes en vídeo inundan las redes sociales y quizá no muchos pueden comprender bien a bien el sentido histórico de este evento. En innumerables páginas de internet encontramos también lo que podrían llamarse conspiraciones, en las que intentan convencernos de que ese suceso fue un auto atentado, es decir, que el propio gobierno de los Estados Unidos produjo, ya fuera financiando o facilitando a los ejecutores su organización. Según dicen, incluso, tuvieron la información a tiempo (y el propio presidente Putin de Rusia lo advirtió tres años antes –ver vídeo abajo–) sobre el posible ataque y los gobernantes no lo impidieron. No pretendo convencerte de una u otra. Sólo deseo compartir contigo algunos de los cambios que como civilización humana hemos sufrido desde entonces; para bien o más seguro, para mal.

 
Herencias funestas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York (1-4):
  • Lo mismo que sucedió en México en 1994 con el alzamiento en guerra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, cuando vimos los aviones impactarse en las torres gemelas del WTC, percibimos algo parecido a “la caída de un imperio”. Antes de dichos eventos, creíamos imposible ese tipo de ataques al imperio –o al gobierno mexicano en el otro caso–.

    Foto Michael Rieger

Recuerdo el 11 de septiembre que en el medio oriente hubo muchos festejando lo que de este lado se consideró como tragedia, cerró al país por varios días en aeropuertos, bancos, fronteras, escuelas, etc. Lo mismo que con el EZLN, que nos provocó orgullo a demasiados mexicanos saber que teníamos a unos valientes guerrilleros peleando por sus derechos contra el entonces despótico y abusivo gobierno de Carlos Salinas de Gortari.  

De interés: 11 de septiembre, el día que el mundo cambió para siempre
  • El incremento de las autoridades en gastos antibélicos, que no es otra forma que comprar más armas para los policías y recrudecer los enfrentamientos con los otros bandos. Si me atacan, ataco. Más armas, más guerras. Tengo el pretexto idóneo para gastar más en aviones, tanques, armas e investigación bélica y puedo usarlos con el más mínimo pretexto. “La libertad está siendo atacada, pero la vamos a defender” dijo el ex presidente George Bush de EUA en aquel día.

George Bush, ex presidente de EUA, cuando le notifican el atentado. Foto: Paul J. RICHARDS/Getty Images.

Desde entonces, gran cantidad de países en el mundo se dieron a la tarea de reforzar sus estrategias de defensa. Hay desconfianza entre los gobiernos, menos acuerdos, la diplomacia se esfumó y en su lugar, aparecieron las amenazas que se acostumbraban durante la Guerra Fría entre EUA y Rusia, sólo que ahora de todos contra todos. Las alianzas se volvieron más tensas y el chantaje de los EUA a sus países socios les trajo también a ellos una serie de atentados como en España con el 11 M. O se estaba con ellos o contra ellos. La polarización mundial terminó, a la fecha, en un predominio casi insaciable de los Estados Unidos sobre casi todo el orbe.

  • La imposición del imperio sobre zonas que antes eran infranqueables para ellos. Desde la Guerra de Vietnam, EUA no actuaba de forma tan unilateral como lo hizo después del 11 S. Se sintió con el derecho de invadir países para salvaguardar su seguridad nacional. Tales fueron los casos de Irak y Afganistan, sobre los que a la fecha mantiene férreo control.

El ex presidente George Bush se aferró de tal modo a la guerra que otros países, tradicionalmente aliados, exigieron el alto al fuego en repetidas ocasiones y no los escuchó. Se creyó siempre con el derecho de actuar en legítima defensa. Haya sido atentado o auto ataque, lograron imponer regímenes políticos sobre los que mantienen su dominio. Así que, de aquel triunfalista, vigoroso, progresista y desarrollado país, hoy tiene una imagen del tipo Trump, un país aferrado al poder, el dinero, el que señala el rumbo, el que da la última palabra, el que controla. Eso es lo que ha cambiado en el mundo sobre los EUA.

  • La movilidad entre los países se ha vuelto más complicada. Los problemas de migración hoy dictan las agendas de casi todos los países, especialmente europeos y el propio EUA, que ya no desean, como antes, dar la bienvenida a los migrantes, siendo que ellos, los países que en otros tiempos se formaron gracias a la inmigración, que crecieron y se fortalecieron gracias a gente agradecida por la recepción, ahora tienen muros, como el que desea Trump también, para evitar el flujo de inmigrantes.

    Revisión exhaustiva en aeropuertos

¡Cómo cambió el mundo desde entonces! Las revisiones aeroportuarias son insufribles. Nos hacen creer que es por nuestra seguridad el dejar navajas, tijeras, encendedores o cortaúñas en los filtros de las terminales aéreas; cuando, quienes recordamos cómo era antes del 11 S, sabemos que la mejor forma de convivir en este mundo es con el respeto a los demás, el diálogo y la solución pacífica de los problemas, cuando se invierte en desarrollo y no se está pensando en ganar la siguiente elección.  

De verdad, el día de los atentados en las Torres Gemelas de Nueva York, hubiera querido decirle a Bush: “Mire señor, esto es lo que se gana por invadir países, por pretender sobajar a los demás a niveles de esclavitud, por exigir grandes cuotas por los préstamos, valiéndose de su poder y dominio para extraer recursos naturales pertenecientes a otros. Usted debe asumir que el ataque fue una sopa de su propio chocolate y ofrecería al mundo una disculpa por las acciones bélicas anteriores, 11 S: Pudo ser una época de paz y resolución de los conflictos y no retroceso a la barbarie Clic para tuitear.

En la columna lateral, arriba: Formulario de suscripción. ¡Gracias!